www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

miércoles, 13 de enero de 2021

La historia de Living Pain

 


STYGIAN CROWN - Stygian Crown (2020)

 

1. The Hall Of Two Truths

2. Devour The Dead

3. Up From The Depths

4. Through Divine Rite

5. Flametongue

6. When Old Gods Die

7. Trampled Into The Earth

8. Two Coins For The Ferryman

Melissa Pinion - Vocals

Nelson Tomas Miranda - Guitar

Jason Thomas- Bass

Andy Hicks - Guitar

Rhett A.  Davis - Drums

Debut de esta banda americana que en 2018 había sacado una demo, mismo año en el que se constituyeron. Como nota característica una vocalista femenina, algo no tan habitual en estas bandas doom, pero que tiene unos niveles de graves más que aceptables. 

Tras una intro breve de estilo étnico nos metemos en la sonoridad grave y sobria de Devour The Dead. Quiero resaltar la potencia de la base rítmica, se impone un medio tiempo de sonido poderoso y cierto aire apocalíptico gracias a la interpretación de Melissa Pinion. El solo guitarrero ambiental le va como un guante. Pero ya os digo que lo más característico es que nos entregan un doom con medio punto más de velocidad que lo que suele ser habitual en este estilo, un doom roll de lo más fresco. 

Up From The Depths tiene unos aires más grandilocuentes en las voces, es más pausada, más doom que la anterior y de sonido más clásico en sus inicios, pero al igual que antes vuelven a subir un peldaño la velocidad y eso es lo que me encanta de esta banda, que te hacen esa mezcla entre doom y heavy oscuro. 

Through Divine Rite tiene un inicio con acústicas y bajo sentando las bases de la ambientación del tema, un sonido como de tormenta que se acerca y que desarrollan de manera perfecta en la parte instrumental previa a los solos haciendo crecer la intensidad y la tensión del tema, con ciertas connotaciones black. 

Flametongue hasta el minuto dos desarrolla un doom de lo más espeso, pero ojo al tremendo cambio de ritmo y el eléctrico riff que meten en ese momento y que hace saltar todo el tema por los aires. Saben explotar esa doble cara a la perfección y eso les da un punto de frescura y amplía el rango de su sonido haciendo los temas muy entretenidos, al mismo tiempo que expanden su potencial audiencia. Uno de los temas destacados del disco sin ninguna duda, ya que exprimen de manera espectacular las dos caras de la banda, la más heavy y la más doom ambiental, con un punteo de esos que te quitan la respiración. 

When Old Gods Die es otra canción curiosa, es como una locura transitoria, con momentos de depresión y otros de euforia, siempre oscura, desatada, un tema loco, totalmente bipolar, pero en el buen sentido y para disfrute de todos nosotros. Además se explayan en los solos y el tema lo agradece. Trampled Into The Earth es otro tema con esa magia a lo Candlemass, a medida que pasa el disco me va enganchando cada vez más la voz de Melissa y lo certero de los solos de guitarra, saben pillar siempre la onda de cada tema. 

Acaban con Two Coins For The Ferryman, un tema de ritmo más constante que la media del disco, donde juegan más con las melodías en un heavy doom de tintes siempre apocalípticos, una constante en su música son la recreación de buenas atmósferas. Gran debut de esta banda que pone el listón muy alto de cara a su segundo disco, lo cual siempre es un riesgo, pero también se puede decir aquello tan español de que nos quiten lo bailado. 

Feeling: 4,5/5

Originalidad: 3,5/5

Técnica: 4/5

Producción: 4/5

Puntuación: 8/10

viernes, 8 de enero de 2021

hadez aquelarre

 


PALE DIVINE – Consequence Of Time (2020)

 

1. Tyrants & Pawns

2. Satan in Starlight

3. Shadow's Own

4. Broken Martyr

5. Phantasmagoria

6. Consequence of Time

7. No Escape

8. Saints of Fire

Greg Diener - Guitar/lead vocals

Dana Ortt - Guitar/vocals

Darin McCloskey - Drums

Ron McGinnis - Bass

Sexto álbum de esta banda de Pennsylvania, todos ellos muy estables en cuanto a sonido y calidad, muy bien valorados. Este sexto disco lo editan a través del sello Cruz del Sur el 26 de junio, pero no podíamos esperar más a hablaros de esta buena banda, sobre todo porque Vpower está como loco con el canal de Youtube y anda cual depredador husmeando cualquier cosa que comentar en sus vídeos, si le dejásemos creo que nos pondría a todos a hacer vídeos, pero ya os digo desde ya que a mí no me veréis, no me va lo de las cámaras, yo prefiero darle a la tecla y dejar al jefe que siga enganchado a la cámara haha. Bueno, vamos al lío.

Qué mejor forma de celebrar su 25 cumpleaños que con un pedazo de disco bajo el brazo, dicho y hecho. Y además, como veremos, es un grupo al que los años le han sentado de manera fantástica, algo que no es fácil después de más de dos décadas y que pocas bandas pueden decir, pero parece que ellos conocen el secreto de la eterna frescura o que han comprado en algún sitio una lámina del retrato de Dorian Grey.

Me encanta la magia under que despliegan en Tyrants & Pawns, espectacular el sonido que han conseguido fusionar, la voz dramática de Diener junto con unos guitarrazos limpios melódicos y los riffs distorsionados, todo ello para crear una sensación ambiental realmente fantástica, no les hace falta pisar el pedal para captar tu atención. Oscuridad y clasicismo exprimidos al máximo, saben llevar el tema hasta el éxtasis del punteo, se notan los galones que han ido adquiriendo con el tiempo.

Satan in Starlight es un tema con un enfoque más rockero, más sicodélico y retro, en contraste con la sobriedad y la pegada del tema anterior. Interesante comprobar como Diener cambiar su enfoque y también como las guitarras van un poco más por libre en este corte, por momentos tienen un aire un poco al heavy progresivo de los Queensryche de los primerísimos tiempos, aunque el punteo es de heavy rock clásico de toda la vida, otra canción redonda.

Shadow's Own no llega a los tres minutos y lleva un estilo muy setentero, curioso el juego de voces, pero lo que marca el tema especialmente es el riff central con un acento rock retro total y maravilloso como entra el punteo melódico, encaja como un guante. Broken Martyr es un corte de ritmo hipnótico, un riff que mete esa tensión que lleva el tema hasta que se libera en el solo. Y luego siguen dejando volar su imaginación con más y más melodías que inundan el tema.

Phantasmagoria vuelve a recuperar el sonido doom típico de la banda. Lo que me lleva a comentar que como habréis ido leyendo es un disco que nos ofrece una cara diferente de estos americanos, el que pensase que iba a ser otro disco de doom sin más, como supongo que serán la mayoría de los fans, se encontrará con una sorpresa. Sin embargo este tema si que es su material tradicional, riffs pesados, tiempo lento y punteo lleno de telarañas a lo Trouble.

El tema que da título al disco es el más largo del mismo, nada menos que diez minutos de composición. Consequence of Time tiene todavía la esencia del doom pero es más que eso, las guitarras suenan heavys en los punteos, desafiantes, y no escatiman en el tiempo que le dedican a lucirse. Como en el resto del disco saben manejarse muy bien en el terreno de los riffs, es el ancla fundamental de su sonido y la manejan con soltura. Un tema con momentos pausado muy atmosféricos, un sonido a lo Argus, Black Sabbath o Grand Magus, es indudable que juegan en la liga de los grandes. Y este tema es la prueba de que son capaces de combinar distintas facetas con eficacia, desde el doom hasta el heavy y el sonido ambiental. Temazo donde la lían parda, relájate y disfruta.

No Escape sin embargo es una muestra de la nueva cara que quieren mostrar estos Pale Divine, sonido hard heavy, con voz más grave y aguerrida, ritmo ágil, me recuerda un poco la épica mística de los Rainbow pero dándole más peso a la distorsión, y cuando suben las revoluciones tienen un aire al clasicismo de unos Heavens Gate.

Parece que quieren finalizar el disco recordando sus orígenes, guitarras características con ese fuzz omnipresente, pero por otro lado las vocales son claras, limpias e introducen un elemento con ligero aire folk. Luego llega el solo con ese sonido en plan jam y ya te descolocan de todo, es la magia de estos americanos, que creo que en este disco se han soltado la melena más que nunca, y en mi opinión les sienta de maravilla. Bienvenidos al territorio de los Pale Divine, entra y viaja con ellos al mundo de los sueños.

Feeling: 4/5

Originalidad: 3,5/5

Técnica: 4/5

Producción: 4/5

Puntuación: 8/10


TIA CARRERA – Tried And True (2020)

 

1. Layback

2. Taos

3. Swingin' Wing 

4. Zen And The Art Of The Thunderstorm 

5. Tried And True 

6. Visitors

7. Early Purple

Jason Morales - guitar  

Curt Christenson - bass  

Erik Conn - drums   

Banda longeva comandada por el guitarrista y el batería, al que para este disco suman a su colega Curt, al parecer como miembro permanente del grupo. Es una gente que trabaja muchos los discos antes de sacarlos a la luz e incluso presumen de tener un montón de material grabado que nunca han hecho público. 

Aviso a navegantes, es un disco instrumental y con un nivel de jam session muy importante. Layback es un tema con una batería a base de caja bastante contundente, me gusta el sonido potente pero natural que le han metido, y una sonoridad que baila entre el stoner de los riffs y los delirios sicodélicos de Morales en plan Hendrix session total. Jugoso tema instrumental. 

Taos tiene un comienzo atmosférico con guitarra distorsionada y exprimida a tope, os daréis cuenta que la influencia del mago Jimi inunda el disco de principio a fin. Si el anterior tenía un ritmo muy marcado este es justo lo contrario, una experimentación y desparrame continuo. Se vuelven a centrar con Swingin' Wing en los ritmos stoner, pero es como si Morales estuviese empeñado en echarles un pulso a sus dos compañeros porque en cuanto puede empieza a meter punteos sicodélicos sin pausa, creo que dejando aparte los riffs stoner no es capaz de abstraerse de ese sentimiento de libre albedrío. 

Poco que decir en Zen And The Art Of The Thunderstorm, es como fumarte unos cuantos petas seguidos y luego pillar la guitarra y a soltar lo que se te venga en ese momento, algunos toques de batería por medio y zumbido de fondo que acompañan ese deambular cacofónico de la guitarra. Tried And True es un tema que empieza de nuevo con las idas de olla habituales pero que a medida que avanza va ganando presencia en cuanto al stoner, con una excelente labor en este sentido de la base rítmica, se te van los pies y la cabeza te empieza a dar vueltas, de lo mejor del disco.

Visitors es con diferencia la canción más larga del disco, casi veinte minutos. Morales deja constancia una vez más de su clase y se autohomenajea por todo lo alto, en eso se puede resumir el tema, porque tratar de resumirlo con palabras es cosa imposible. Solo añadiré que hay que hacerlo tan bien como ellos para que durante el tiempo que dura este tema no desconectes. Los riffs siempre tienen ese carácter hipnótico que es como una especie de ancla que te mantiene unido al tema. 

Final con Early Purple, una canción en la misma onda que el resto del disco pero con la diferencia de que Morales suena un poco más rockero en este caso y no tan setentero. Lo dicho antes, tienen calidad, su principal desventaja es que viven a la sombra del maestro de todo esto y es una sombra muy alargada que hace que todo aquello que cae bajo ella quede un poco disminuido de valor, porque no hay nada mejor que lo original, y Hendrix solo hubo y solo habrá uno. 

Feeling: 4/5

Originalidad: 2,5/5

Técnica: 4/5

Producción: 4/5

Puntuación: 7,5/10

martes, 5 de enero de 2021

Noticias de rock y metal 2021

 

NORTHWIND – History (2020)

 

1. The Wooden Walls

2. King Alexander the Third

3. Soldier's Pay

4. My Dying Day

5. First Shot

6. Marathon March

7. Pyrrhos the Eagle

8. Aristodemus the Hero

9. Cry Free - Die Free

10. The Dog

Dimosthenis Dovas - Lead Vocals

Kostas Papadopoulos-Papadimitriou - Lead Guitar

Theodoros Doulamis - Bass Guitar, Vocals

Thanasis Tsimoudis - Drums, Percussion

Estamos ante una de esas bandas que vuelven muchos años después, los griegos Northwind son una de los grupos más míticos y ancestrales dentro del hard rock y el heavy heleno. Publicaron dos discos en los 80 y luego nunca más, hasta ahora. En 1992 estaban en Inglaterra para grabar lo que sería su tercer disco de estudio, llevaban cuatro temas encarrilados pero ahí se acabó el asunto, por lo que fuera no siguieron adelante. Como curiosidad decir que este tercer disco se ha grabado en los mismos estudios donde hacen más de 30 años grabaron su segundo álbum Mythology.

Comienzan con una especie de intro en los primeros momentos de The Wooden Walls con un toque enigmático. Y se meten en faena con un rock de sonido muy clásico que puede recordar a bandas del palo de los Mad Max, Talon o los franceses Trust , siempre con un puntito heavy en las voces que le da esa pizca de pimienta que el disco necesita. Se meten a fondo con el punteo, buena actitud y esquema clásico, con un poco del protometal de los Judas Priest de los primeros discos. 

King Alexander the Third tiene unos riffs de sonido tirando a grandilocuente, muy adaptados al ritmo que lleva esta canción que nos parece contar alguna epopeya de tiempos ancestrales. Buenas melodías clásicas con poso rock y siempre punteo de calidad, me recuerdan a bandas de heavy clásico como los Uriah Heep o Warlord, con ese aire de nostalgia que impregna su música. 

Soldier's Pay es un tema a medio tiempo que basa en la simpleza de sus ritmos y sus acordes su magia, saben recrear de manera perfecta el sentimiento de los 80, esa ingenuidad y esa pureza que se respiraba en sus discos. Buenas guitarras limpias a cargos de Kostas y un vocalista muy competente y sin artificios que te llevan en volandas. 

Comienzo con guitarra en solitario muy a lo Van Halen, ya os digo que respiran sonido clásico por los cuatro costados. Y hasta la base rítmica tiene ese mismo estilo de las huestes de los primeros discos de los americanos con Lee Roth. Incluso se pueden apreciar unos toques de glam o rock melódico en las voces, otro tema que suma. 

First Shot da el protagonismo de inicio a la batería y un riff muy rockero a lo Schenker o Uli Jon Roth, ese riff constituye el hilo del tema con un toque entre sicodélico y a partir del que el tema va girando hacia sonidos cada vez más ambientales, demostrando la excelente capacidad compositiva de estos griegos, de sombrero. Y como de costumbre es una delicia escuchar los punteos de Kostas. 

Marathon March ya te conquista desde el principio con un riff melódico espectacular, un rock clásico a ritmo de cabalgada a lo Talon, con su toque épico, algo que siempre ha acompañado el estilo de esta banda y donde Dovas se encuentra como pez en el agua. Un tema con magia se mire por donde se mire, ríndete a sus melodías y sus coros de conquistador.  

Pyrrhos the Eagle es un disparo al aire y a correr, un estilo de heavy rock a lo Deep Purple, Rainbow o Bronz otra muestra más de la calidad de esta banda. Me gusta la elegancia que la banda muestra en todo momento, no necesitan tirar de efectos ni de groove ni de mucha distorsión para hacer que se te pongan el vello de punta. 

Aristodemus the Hero es otro tema heavy con acento épico, un poco del sonido new wave, otro poco de hard rock clásico y ya tienes otro temazo. La base de las guitarras siempre es fundamental para hacer sus temas especiales. Con un título como Cry Free - Die Free te puedes esperar un tema heavy a tope, sin embargo el comienzo es de lo más atmosférico y es un tema que se desarrolla a modo lento, tiene más oscuridad que el resto del disco, más influencia de los Black Sabbath, con riffs hipnóticos, y es que los Northwind te ofrecen el menú completo. Rematan la faena con The Dog, una canción que respira rock con mucha carga ambiental. 

Si eres un fiel seguidor del sonido clásico no te puedes perder este disco de los señores del acero griegos, una banda que aquí no tendrá mucho predicamento pero que en Grecia son considerados como los auténticos padres de todo esto. Y no es para menos, que después de tres décadas te saquen un disco de este calibre es para hacerles la ola.

Feeling: 4,5/5

Originalidad: 3,5/5

Técnica: 4/5

Producción: 4/5

Puntuación: 8,5/10

domingo, 27 de diciembre de 2020

injector hunt of the rawhead

 


THY DESPAIR – The Song Of Desolation (2020)

 

1. The Free One

2. Sabbath

3. Fear and Despair

4. Burned By Love

5. Last Breath

6. War

7. Army of Dead

8. Falling Star

9. Ghost Rider

10. Falcon

Elin - Vocals

Nephilim - Vocals / Guitar

Strike - Guitar

Navka - Keys

Alex - Drums

Anton - Bass

Desde Ucrania nos llega el disco debut de esta banda de orientación sinfónica. Hasta ahora solo habían publicado un ep y algún tema suelto. El disco quiere dejar un mensaje de esperanza con sus letras, de seguir luchando y de no dejarse vencer por el abatimiento o las adversidades. 

Si nunca has escuchado a estos Thy Despair, The Free One ya te marca un poco la pauta de por donde van a ir las cosas, esa mezcla tan de bandas como Nightwish o Epica entre power y sinfónico, con el doble juego de voces femenina y masculina distorsionado, típico tópico. Esa es la parte mala, para algunos al menos, la buena es que el tema tiene intensidad. 

Sabbath tiene un desarrollo instrumental mucho más interesante, con apuntes de power y progresivo, me sigo quedando con la parte instrumental sobre la vocal, sobre todo con las buenas ambientaciones. Tiempo de sacar las velas y el zippo con Fear and Despair, una especie de procesión espectral de inicio seguida de riffs con buenas melodías oscuras, el mejor comienzo en lo que va de disco y tienen el acierto de mantener esa tensión hasta el final.

Burned By Love vuelve a meterse de lleno en el sonido sinfónico tipo clon de las bandas grandes del estilo, poco que aportar aquí salvo que ellos le dan un toque más oscuro que otras bandas que llevan un sonido más feliz o comercial. Last Breath nos deja muestras de una buena base instrumental y la confirmación de que el guitarrista es el miembro más destacado del equipo, sus riffs son lo mejor que tienen para ofrecer en cada tema. 

War es una construcción sinfónica con punto épico, las voces me llegan a saturar, no solo hay que saber cantar hay que saber cuando callarse también, y eso aunque parezca fácil no lo es a veces, porque te puedes cargar todo el efecto de un tema. Inicio para que Elin luzca su voz en Army of Dead, un tema a lo Sabaton, tiene algunos momentos interesantes en el trabajo de guitarra, pero el rollo comercial que le quieren imprimir en todo momento les pierde. 

Falling Star es un medio tiempo, se quitan un poco el san benito del sinfónico y les sienta bien, es como que abren una ventana y entra aire fresco, incluso Elin sin hacer nada diferente suena más emotiva. Ghost Rider debería pagar royalties a los Nightwish y Falcon es un tema donde la voz distorsionada casi me acaba sacando de quicio, puro cartónpiedra. Me parece una banda clon, como tantas otras, pero quizás a nivel instrumental están un poco por encima de la media, pero tienen una falta de estilo propio brutal que seguramente al fan del género le dará igual, o no, quién sabe.

Feeling: 2,5/5

Originalidad: 1/5

Técnica: 3,5/5

Producción: 3/5

Puntuación: 5,5/10

lunes, 21 de diciembre de 2020

30 aniversario de Wommbath

 

SVEN GALI – 3 (2020)

 

1. Kill The Lies

2. You Won’t Break Me

3. Now

4. Hurt

Dave Wanless – Vocals

Andy Frank – Guitars

Shawn Minden – Bass

Sean Williamson – Guitars

Dan Fila – Drums

En junio saldrá este Ep de la banda canadiense formada en Ontario en el ya lejano 1987.  Tardaron cinco años en debutar con un disco homónimo y luego sacarían un segundo álbum en 1995 y hasta ahora. Alcanzaron cierta repercusión en su momento, sobre todo con su debut y en su país. Han vuelto con este ep que incluye dos singles que sacaron en los dos últimos años y dos temas nuevos, además se mantienen el vocalista y uno de los guitarristas originales del grupo. 

Kill The Lies incluye un comienzo de guitarras rockero cien por cien, un tanto sucio y con una producción con toques modernos, potenciando la distorsión y las voces. Wanless era un buen voceras y mantiene sus constantes vitales casi intactas. Lo que menos me gusta es el tratamiento de la batería, que en algunas fases suena a rock alternativo, esto hace que vayan variando entre un sonido Skid Row y Gun n’roses actuales. Para mí gusto la producción les resta carisma, y el solo brilla por su ausencia, pero aún así es un tema entretenido.

You Won’t Break Me es el segundo tema ya publicado en años anteriores, profundizan todavía más en ese rock alternativo y se vulgarizan por completo buscando el hit y haciendo lo mismo que miles de bandas, este no es el camino, solo les salva de la quema la potente voz de su vocalista. 

Now es uno de los temas de estreno y siguen jugando entre el rock alternativo y el rock americano, con esos cambios de ritmo tan al uso, metiendo el riff y el estribillo para darle más potencia al tema, es demasiado previsible pero no suena mal. Lamentablemente siguen abusando del recurso de enlatar el sonido,ya resulta cansino y solo llevamos tres temas. 

Hurt, el segundo tema nuevo, el de sonido más hard rock y el más potente, dejan un poco de lado los efectos y el resultado salta a la vista, ganan en pegada y autenticidad, esta sí es la vía a seguir. Por lo demás, no se puede decir que sea la banda más innovadora del mundo, pero al menos las guitarras suben sus prestaciones en este tema y Dave Wanless deja muestras de su calidad. Creo que es una buena noticia que estén de vuelta pero también es un grupo al que hay que exigirle más y si esto es el preludio de un nuevo disco ahora es el momento de que se pongan las pilas. 

jueves, 3 de diciembre de 2020

diamond head lightning to the nations 2020

 

DEVIL’S BARGAIN – Visions (2020)

 

1. Sewer Rats

2. Endless Fight

3. No Return

4. Devil’s Bargain

5. Sign of the Times

6. Your Dipossal

7, Symphony of Silence

Arthur Melchior Pagliarini - vocals

Jurgen Van Poppel - guitar

Juan Carlos Galdos - guitar

Dirk Poppe - bass

Nico Laureys – drums

Banda belga formada en 2013, con un ep publicado hasta ahora y un disco debut, siendo este su segundo larga duración, aunque solo tiene siete temas, así que esta ahí en el long play por los pelos, curiosamente igual que el anterior. Estrenan vocalista, ojo al dato. 

Me gusta el inicio de acordes y ritmos clásicos de Sewer Rats, heavy metal de toda la vida, con el nuevo vocalista que se mueve en unos registros bastante agudos. También tiene su pausa relajada y ambiental con el vocalista dando voces y desplegando melodías, un tema de lo más clásico que me deja muy buen sabor de boca. Por el estilo van un poco en la línea de unos Crimson Glory y al estilo de bandas revival como Enforcer, Ram.

Endless Fight es un tema con una marcha más, tiene un estilo más perverso, buenas melodías y el vocalista le da más carisma a la canción, un tema muy Ram diría, con un estribillo muy cantable y pegadizo. 

No Return tiene un arranque tirando de una guitarra melodía con rasgos epic, siguen demostrando su habilidad para escribir temas que sobre todo entran fácil, no se complican la vida pero lo que hacen lo hacen muy bien, buena base rítmica con dinamismo y riffs acertados. 

Interesante que son un grupo que no mete un disco con ocho temas iguales los unos a los otros. Aquí tenemos Devil’s Bargain, una canción heavy de guitarras más pesadas y ritmo más atrancado, quizás le faltan un poco de registros graves a Pagliarini, tiene una voz muy aguda, pero es un buen cantante y sabe llevar el tema a su terreno. Un tema bastante completo con parada acústica y reprís final. Seguimos con Sign of the Times, un tema de aires por momentos setenteros y rockeros en las guitarras, donde el vocalista tira de agudos a su antojo. 

Your Dipossal es un tema lento y melódico, tenía curiosidad por ver como se maneja en esas tesituras el cantante y he de decir que más o menos sigue a lo suyo, tiene la directa puesta y ya no hay quien lo pare, es lo más interesante de un tema bastante conservador y para mí claramente el más flojo del disco.

Acaban con Symphony of Silence, traca final de ocho minutos donde vuelven a dar lo mejor de sí mismos con ese heavy melódico de corte revival a lo Enforecer, Striker, Ram, etc, tema con muchas variantes y estilo alegre. Una banda más que se sube al carro, tienen en su cantante el punto fuerte y aunque el resto del grupo lo hace bien quizás hecho de menos un poco más de protagonismo por parte de las guitarras. Pero disco muy entretenido de principio a fin.

Feeling: 3,5/5

Originalidad: 3/5

Técnica: 3,5/5

Producción: 4/5

Puntuación: 7/10

lunes, 16 de noviembre de 2020

ecclesia de ecclesiae universalis


 

Noticias metaleras del 16 de noviembre

 


EISENHAUER – Blessed Be The Hunter (2020)

 

1. Priestess of Delight

2. Gods of Pain

3. Release the Beast

4. Sun Under My Breast

5. Wild Boar Banner

6. Ghost Warrior

7. Ode to the Hammer

8. Mountain

9. Tyrannus

10. Cult

Christian 'Waxe' Wagner - Vocals, Guitar

Simon Bihlmayer - Guitar

Thomas 'Ase' Aschermann - Bass

Johann Bechteler - Drums

Segundo disco de esta banda alemana formada en 2007, banda de curioso nombre como supongo que os habréis dado cuenta. Un primer disco que no les catapultó a la fama, bienvenido al club, luego un ep y ahora intentan consolidarse con este nuevo trabajo.

Arrancamos con Priestess of Delight, y como es la primera vez que escucho a esta banda me llama la atención sobre todo la calidad de su cantante. No es que sea un voceras del quince, pero tiene una de esas voces profundas y muy aptas para la melodía más que para el chullido a pelo, una voz que te captura de buenas a primeras. En cuanto al tema el arranque parecía bastante cañero pero luego se meten en una onda más hard heavy, en todo caso me gusta como suenan las guitarras.

Gods of Pain es un medio tiempo de orientación todavía más hardrockera, como os decía es lo que más le pega a la voz del cantante. Tema a fuego lento, con guitarras buscando el feeling rockero. Release the Beast confirma la querencia del grupo por los medios tiempos, aunque este nos sorprende con un cambio de ritmo seguido de guitarras melódicas a lo Rainbow, Ufo, MSG, ese rollo entre rock y heavy.

Sun Under My Breast es un breve pasaje acústico que precede a Wild Boar Banner, un poco más de distorsión y riffs más graves, pero en esencia un tema de hard heavy con alguna incursión interesante de guitarra, rollo Blaze Baylay, no se complican la vida pero hacen una labor que entretiene y con suficiente profesionalidad. Ghost Warrior es el tema más desmelenado, un estilo a lo Iron Maiden, heavy melódico, muy bailable, entra fácil y tiene sus mejores momentos con el riff y el repris que le meten a la batería.

Ode to the Hammer es el tema más flojo del disco, una canción donde duermen un poco al personal, pese a la buena voz de Wagner y un desarrollo final en base a guitarras un poco más dinámico. Hora de despertar del letargo con Mountain, otro tema en rollo Blaze. Los dos últimos temas no ayudan demasiado a subir la voloración global del disco. Tyrannus es una instrumental bastante bizarra e insustancial. Y Cult tiene un arranque bastante flojo aunque luego mejora con la inserción de riffs con más mordiente, pero se echa de menos un poco más de vidilla en la batería. Suenan bien, nada especialmente novedoso, pero para mí gusto se instalan demasiado en el medio tiempo y fían demasiado potencial a la voz de su cantante, que es bueno, pero las guitarras deberían tener más brillantez y deberían subirte un poco más la adrenalina con los ritmos.

Feeling: 3/5

Originalidad: 2,5/5

Técnica: 3/5

Producción: 4/5

Puntuación: 6,25/10


BATTLE BORN – Battle Born (2020)

 

1. Battle Born

2. Bring the Metal Back

3. Man of War

4. For Our Home

5. Sovngarde Awaits

Jack Reynolds - Vocals

Will Kerr - Guitars, Keyboards

Tom O'Dell - Guitars

Chris Beattie - Bass

Charles Lamacraft-Perrett - Drums

Primeros temas de esta banda inglesa que practica un power metal al estilo clásico, algo no muy habitual en las tierras de la pérfida Albión, ya que como todos sabemos este es un territorio dominado ampliamente por la Europa continental y que de todas formas ya ha vivido mejores tiempos.


Y efectivamente Battle Born tiene un comienzo con guitarras que retrotraen al power de principios de siglo, ese power de ritmo vibrante y pomposo que practicaban casi todas las bandas del estilo. El vocalista le pone un enfoque melódico bastante acaramelado lo que junto a los teclados le acercan un poco a los alemanes Edguy, Mob Rules o Tad Morose. 

Bring the Metal Back trata de ser un power más épico y aguerrido pero le quita credibilidad la falta de garra de su vocalista, los riffs tampoco me hacen sospechar que se hayan quedado calvos pensando, un tema muy del montón, lo mismo que las letras, sencillas y la parada al estilo Manowar pero muy infantil es bastante sonrojante. 

Man of War es un tema más heavy, aunque con los coros siempre le dan ese enfoque más pomposo y fiestero, pero en definitiva se mueven en el mismo territorio que los dos  temas anteriores, un metal para gente que se esté iniciando en esto, buscando siempre el lado comercial. For Our Home es una insufrible balada, no apta para diabéticos o si tienes algo importante entre manos, el riesgo de que se te cierren los párpados es extremo. 

Sovngarde Awaits es un tema donde recurren más a la distorsión y donde el uso de los teclados es más interesante, ritmo de cabalgada en algunos momentos pero en general un enfoque más heavy, aunque dentro de los parámetros en que se mueven, que siempre es un enfoque de lo más comercial. Está claro por donde van los tiros de esta banda, le dan mucho peso a las partes melódicas en todos los temas, donde ralentizan el ritmo y sacan los zippo, en eso y en los estribillos se parecen mucho a los Freedom Call, por ahí van los tiros de manera clara, originalidad bajo mínimos. 

miércoles, 11 de noviembre de 2020

wrathchild america climbing the walls

 



VALENTINE THE MAD – Deadly Obsession (2020)

 

1. Devil’s Courtyard

2. Open Season

3. In Memory

4. Sandstorm

5. Losing the Sense of Time

6. Everything on the Line

7. Apocalytic Visions

Valentin Belokonenko – all

Primeros temas que saca a la luz este guitarrista de la localidad de Haifa que se encarga de elaborar todo el material de este proyecto instrumental con base heavy. También se encarga él mismo de la producción y mezcla de la mayoría de las canciones. Además, y como nota a pie de página, para los que estáis enganchados a eso del gaming este chaval también lleva un canal en youtube con el nombre de Random Madness donde habla de ese tema y por supuesto mete su música. 

Bueno, dejemos aparte lo simple de los medios en los vídeos, cosa de la que en Metalbrothers tampoco podemos presumir jajaja, y seguramente que Hombre Racio o Vpower harán algún día un vídeo sobre el asunto, y yendo directamente a la música, hay que decir que en el primer tema Devil’s Courtyard nos encontramos una base rítmica sencilla y pobre, realmente le resta puntos al tema. El otro aspecto flojo son los riffs, poco trabajados en muchas fases del tema, centrando casi toda su atención en los punteos, en un tema entre el heavy y el thrash.

De nuevo el inicio de Open Season con bajo y batería es muy flojo en cuanto a producción. Sin embargo, ahora sí que encadena dos buenos riffs, y en seguida salta al punteo, de nuevo se aprecia esa falta de base para tejer el tema con más calma y más chicha como exige un tema instrumental. Tiene buenos momentos a la guitarra, tampoco nada espectacular, pero falta trabajo de por medio. 

En In Memory tarda demasiado en entrar la base rítmica, te quedas un poco anestesiado por el largo comienzo y además la batería sigue siendo floja como un domingo sin pan. Es un tema de heavy melódico con las guitarras menos interesantes del todo el trabajo, me recuerda a los temas del X Factor de los Maiden, es decir, te duerme a base de melodías y ritmos intrascendentes. 

Sandstorm es uno de los temas más inspirados en la guitarra, sonidos más cortantes y buenas melodías, pero como compositor le sigue faltando trabajar la parte rítmica o buscarse unos colegas que le ayuden a mejorar el producto. Losing the Sense of Time es una balada al estilo de los Scorpions, es decir, con mucho reverb y melodías, de lo mejor del trabajo, donde demuestra que su fuerte es la guitarra. 

Everything on the Line es un medio tiempo heavy con unos riffs a los que les falta mordiente y no acaba de enganchar en ningún momento, luego mete una parte más ambiental, pero todo queda muy de corta y pega, sin cohesión. Acabamos con Apocalytic Visions, otro tema de heavy melódico con un poco más de marcha y acción en este caso. Falta mejorar grandemente la base rítmica, los riffs y darle más fuerza a todos los temas, tampoco es que sea un hacha como guitarrista pero puede mejorar el producto considerablemente prestando atención a esos aspectos. 

martes, 10 de noviembre de 2020

fates warning long day good night

 


PILE OF PRIESTS – Pile of Priests (2020)

 

1. Intro

2. The Aversion

3. Death of The Paragon

4. Exile Unto Divination

5. Conjunction of Souls

6. The Threshold

7. Deus Delenda Est

8. Bloodstained Citadel

9. The Restitution

Patrick Leyn - Bass

Evan Salvador - Guitars, Vocals

Evan Knight - Drums

Banda de Denver de la que ya os hemos comentado algún trabajo. Estilo death metal aunque con el tiempo han ido añadiendo una orientación progresiva en su música. Evan Salvador es el líder de la banda, guitarra, vocalista y compositor. En este caso, como podéis intuir por la portada y el título, la cosa va sobre la condición humana y la religión, todo un universo para desbarrar a gusto. 

Intro solo a base de teclados bastante clásicos que no hace sospechar la tormenta que se nos aproxima con The Aversion. Bueno, digo tormenta por el cambio que propician esos teclados, pero realmente es un death no especialmente bruto y si con una técnica más que decente en las guitarras, buen juego de riffs, que contrastan con la voz bastante gruesa y un tanto sucia de Evan, eso sí me falta el punch final del tema que no acaba de llegar. 

Death of The Paragon tiene un inicio acústico seguido de buen cambio de ritmo. No se exceden en la distorsión y las líneas de bajo están bastante presentes, algo que ya se apreciaba en su anterior ep, y punteo ambiental para redondear el tema. Exile Unto Divination donde quiero resaltar las buenas guitarras ambientales al estilo sueco clásico, luego ya ponen la directa y no vuelve a recuperar la ambientación hasta la fase del solo. 

Conjunction of Souls es el tema con más variantes hasta ahora, incluso meten una voz aguda un poco distorsionada por medio que contrasta con la gutural. También es una canción con una base rítmica muy cambiante y donde los riffs tienen un propósito más agresivo, el punteo siempre limpio, típico del death sueco.

The Threshold es un interludio ambiental breve, a base de acústicas y melodías bien construidas y que deja el camino libre para la buena entrada de los riffs técnicos de Deus Delenda Est. Es uno de los cortes más progresivos del disco y de los más melódicos, con el mejor trabajo de guitarras. Contrasta con la voracidad rítmica de Bloodstained Citadel, una canción muy Schuldiner, con técnica y constantes giros, de lo mejor del disco. Rematan con The Restitution, el tema que menos me convence, no es malo, pero tiene una estructura mucho más asequible y convencional que lo distancia de las partes más brillantes del disco.

Buen álbum de estos americanos, temas trabajados, buen equilibrio entre ambientación, ritmos progresivos y un poco de contundencia, aunque este último no sea su punto más destacable. 

Feeling: 4/5

Originalidad: 3/5

Técnica: 3,5/5

Producción: 4/5

Puntuación: 7,5/10

BURN DAMAGE – Vortex (2020)

 

1. Vortex  

2. Fire Walk With Me

3. Inception

4. They Live 04:37

Inês Freitas - Vocals

Alexandre Grácio - Drums

Ivo Durães - Guitar

Rui Luís – Bass

Banda de Lisboa formada en 2008 y que en 2016 sacó su primer disco. Tienen vocalista femenina y este ep del que os voy a hablar hoy es el primero de tres que tienen planeado publicar este año, algo que me llama bastante la atención, ya que la peña suele preferir sacar un disco completo en vez de varios eps, digamos que vende más. Líricamente toca el tema de la proyección del alma fuera del cuerpo y todo el viaje a otras dimensiones, curioso al menos. 

Empezamos con Vortex, una canción con un inicio atmosférico que luego van replicando en distintas fases del tema, en lo demás van variando el ritmo entre un término medio y aceleraciones de thrash death. Las guitarras no son muy técnicas pero resulta un tema entretenido y con bastante pegada, quizás me sobra la sobredimensión que le meten a las voces, pero es un tema aceptable. 

Fire Walk With Me es un tema bastante oscuro y espeso, dominado por la distorsión y las voces agónicas, echo en falta un poco más de trabajo en la técnica y que esté más pulido pero la ambientación es buena. Inception apuesta por un death metal agresivo, me sobran de nuevo los efectos en las voces, no entiendo la parada que meten al final y lo dejo entre paréntesis porque supongo que tiene que ver algo con el desarrollo de la historia. 

Final con un tema donde aglutinan lo mejor que pueden ofrecer, las guitarras de riffs oscuros y ambientales con pasajes de death metal de un corte más estándar o comercial y algún arreglo de sonidos que se podrían calificar como cacofónicos que le dan un toque de esoterismo al tema interesante. Me faltan punteos en este ep, me sobran arreglos sobre todo en las voces, en las guitarras también aunque es menos preocupante, y me quedo con su faceta ambiental. Pueden mejorar el producto a poco que cambien un poco la producción y le den algo más de variedad y técnica.

lunes, 9 de noviembre de 2020

Noticias de rock y metal del 9 de noviembre


 

RAVENLIGHT – Project Genesis (2020)

 

1. The Circle

2. The End of The World

3. Sanctuary 

4. Echoes  

5. Words Unspoken

6. Where the Stars Grow

7. The Spell 

8. Strong Enough to Fall 

9. The Wild Hunt

10. Edenfall

11. Call of the Wild

Rebecca Feeney - Vocals

John Connor - Guitars/Keyboards

Michał Bugajski – Drums

Debut de esta banda irlandesa con vocalista femenina al frente, formados en 2018, año en el que sacaron un ep. Empiezan el disco con The Circle, un tema blando a más no poder, instrumentalmente es tan endeble como un puente de papel, sin fuerza ninguna, solo la voz de Rebecca te mantiene un poco el interés.

The End of The World se mete de lleno en el sonido power con los Nightwish como referencia, es decir, el sonido gótico power, pero de nuevo la guitarra rítmica carece de contundencia, aunque al menos tiene algo de ritmo. Sanctuary es un tema de riffs con más presencia y más cambios de ritmo, con omnipresencia de teclados como los anteriores. La voz de Rebecca sigue siendo el principal atractivo y además se saca un estribillo bastante molón. 

Echoes comienza con unos riffs melódicos de guitarra que era algo que venía pidiendo desde el principio, es un medio tiempo con voz bastante operística. En esencia no aportan nada nuevo a las bandas de este estilo, poco riesgo y sonido bastante estándar, aunque por lo menos la guitarra se va soltando un poco. 

Si tu preferencia es el sinfónico más que el power entonces estarás contento con lo que te entregan en Words Unspoken, un tema a ratos en formato balada, a ratos medio tiempo con ese tono grandilocuente. Where the Stars Grow es una balada en bandeja para la vocalista, bastante insípida y la guitarra sigue sin convencerme en su producción, le falta vitalidad. Se instalan definitivamente en el medio tiempo con The Spell, un tema de solo cicatero y excesivamente similar a todo lo anterior. 

Si estabas cayendo en un letargo profundo con Strong Enough to Fall te acaban de dar la puntilla, tema lento, donde solo vale la pena escuchar la voz, pero el envoltorio es cansino, les falta capacidad para generar emotividad, feeling que se dice. 

The Wild Hunt vuelve a los ritmos power, mucho teclado, pero la base rítmica no suena potente, es un mal que arrastran todo el disco, los temas carecen de fuerza, a pesar de que esta es la canción en que la vocalista saca una voz más cercana al rock, aunque no puede evitar que se le vaya al rollo soprano cada dos por tres, supongo que será una de esas vocalistas formadas en música clásica. 

Acabamos con dos temas muy a lo Nightwish,  Edenfall y Call of the Wild, el primero un poco más pausado y el segundo con el mejor riff del disco, pero hermanos gemelos al fin y al cabo. Lo dicho, un grupo muy al uso, pero con temas que carecen de fuerza y gancho, la vocalista lo mejor, aunque casi siempre se mueva en su espectro tirando a lo clásico. Tendrán que hacer mucho más y mejor si quieren despuntar en este difícil mundo.

Feeling: 2,5/5

Originalidad: 1,5/5

Técnica: 3/5

Producción: 2,5/5

Puntuación: 5/10

jueves, 5 de noviembre de 2020

loudness heavy metal hippies

 


CONNECT THE CIRCLE – This Is Madness (2020)

 

1. The King Is Dead

2. All My Life

3. The Jester  

4. In My Darkest Hour

5. Hill of Skulls 

6. Burn the Sky

7. Black Feathers

8. United States of Oppression

Arild Fevang -  vocals

Robert William - drums

Kenneth Brastad - guitar

Raymond Smith - bass

Asistimos al debut de esta banda noruega de heavy metal. Se formaron el año pasado y sacaron un par de temas. The King Is Dead es un heavy con amagos de groove y unas tonalidades oscuras que lo acercan también al metal gótico, aunque la base rítmica es más potente. 

All My Life es una pista con una orientación más melódica y un estribillo con unos agudos que me despistan un tanto, eso sí, el groove lo llevan bien adherido todo el rato, y la producción me resulta excesiva, no me convencen estas bandas que tiran tanto de estudio para sonar más potentes, porque si tus riffs no tienen suficiente mordiente no me vale que tires de sonido para compensar. Esta acaba siendo una canción bastante sosa, hacen un amago de pausa ambiental pero se quedan a medio camino. 

The Jester es un corte donde se aprecia más inventiva en las guitarras, con un enfoque ligeramente progresivo. In My Darkest Hour es lo mejor del disco hasta el momento, un tema lento, melancólico y atmosférico que tira de las influencias de los Savatage, aunque falta ese momento guitarrazo que marca la diferencia entre lo bueno y lo supreme, pero mejora lo anterior claramente. 

Hill of Skulls nos deja un tema de tiempo y guitarras cargadas y espesas, con momentos donde tiran de unas líneas vocales más melódicas que ponen el contrapeso a la oscuridad del tema y de nuevo nos les encuentro el encaje en el mismo. Burn the Sky es un tema más simple, pero también más directo y adictivo, hard heavy de sonido típico con riffs de simples de toda la vida. Black Feathers es un experimento entre groove metal y heavy melódico blando, me suena a gaseosa y falto de momentos que hagan valiosa su escucha. 

Acabamos con United States of Oppression, otro tema donde vuelven a explorar la vertiente progresiva, con un ritmo más dinámico, no es la bomba pero suena más convincente que la media del disco. Un disco con tres temas buenos y los demás que me dejan bastante fríos, más sombras que luces, pero sí la promesa de que pueden dar más de sí en el futuro. 

Feeling: 2,5/5

Originalidad: 3/5

Técnica: 3/5

Producción: 3/5

Puntuación: 5,5/10

miércoles, 4 de noviembre de 2020

carcass despicable

 


WOLFTOOTH – Valhalla (2020)

 

1. Intro

2. The Possession

3. Firebreather

4. Valhalla

5. Fear For Eternity

6. Scylla & Charybdis

7. Molon Labe

8. Crying of the Wolves

9. The Coven

10. Juneau

Chris Sullivan - guitar, vocals

Terry McDaniel - bass

Jeff Cole - guitar

Johnny Harrod - drums, vocals

Banda americana de músicos curtidos con más de dos décadas en la escena y que nos presentan su segundo larga duración especial presencia en los riffs de guitarra y unas influencias que se reflejan en su música y que provienen de diferentes géneros. Debutaron en el 2018 con un disco que fue bien recibido, os lo comentamos en su día, y ahora quieren seguir esa estela de éxito con este segundo álbum que saldrá publicado el 22 de mayo, es decir, que con un poco de suerte podrás salir tu mismo a comprarlo a las tiendas de música, si es que lo encuentras, que creo que eso necesita más suerte que lo otro. 

Arrancamos con una intro de aires medievales a base de acústicas, deja el camino expedito para que entren los potentes riffs de The Possession. Una de las notas características es la forma de cantar de Sullivan, le da ese toque setentero, entre heavy y doom, un poco las influencias Black Sabbath, juegan con las melodías y el groove, para una canción que se mueve entre el heavy stoner y el epic melódico. 

El comienzo de Firebreather no puede ser más sabbathiano con esos riffs marca de la casa, le unes las voces y tienes la sicodelia, pero saben jugar bien sus cartas y son capaces de introducir una base rítmica de cabalgada que le da esa aproximación más potente y épica, suenan añejos pero al mismo tiempo potentes. 

Con Valhalla acentúan la influencia de los de Iommi, riffs hechos a medida del heavy oscuro de aquella banda mítica, con un puente muy bien construido para llevarnos a un estribillo de esos que te ganan sin remedio, y claro se lo dejan a huevo al guitarrista para que meta un solo retro de heavy con aroma new wave. 

Fear For Eternity entra como un guante con esa combinación de riffs con groove y ritmo desenfranado, con riffs épicos, como épica es la voz de su vocalista en este corte más que nunca. Una canción que tiene ritmo, tiene atmósfera y caña a raudales en intervalos determinados, posiblemente el mejor tema del disco, con un punteo primero atmosférico y luego afilado que entra como un cuchillo. 

Una de las cosas que te va quedando muy claro a medida que vas conociendo al grupo es que no son dados a alargar los temas de manera gratuita, se ciñen al guión clásico de temas de cuatro minutos, con riffs que centran la historia desde el principio y lo amenizan con toques ambientales, melódicos y épicos. Eso es todo lo que tiene Scylla & Charybdis, una canción marcada por la base rítmica que en este caso está ralentizada y por momentos se queda casi en punto muerto para que metan la guitarra ambiental. Un tema muy a los primeros Judas, con cambio de ritmo final incluido para meter el punteo.

Molon Labe sigue mostrando esa dualidad entre heavy y doom, está bien aunque comparado con toda la tralla que han metido hasta ahora es uno de los cortes más previsibles del disco, aún así supera holgadamente el listón. Crying of the Wolves parece en su inicio un remake del war pigs, y por ahí van los tiros, un tema muy setentero, de ritmo y guitarras pesadas, que tiene su momento álgido con el ritmo de batalla que introducen al final, vamos, que el mimetismo con los Sabbath es palmario, también en las buenas sensaciones que transmiten los riffs. 

The Coven es un tema heavy con un estilo más tirando a unos Visigoth, predominio de ritmos heavys, salvo en las partes líricas más lentas donde el cantante pone la nota más doom. Juneau cierra el disco con un aire más retro que la media, incluso con influencias del rock setentero, buenas melodías y toques sicodélicos. Los Wolftooth demuestran con este segundo disco que siguen caminando con paso firme y han llegado para quedarse. Por ponerle algún pero diría que los temas finales no son capaces de mantener el altísimo nivel del resto del disco, pero es que eso era muy complicado. Una banda para seguir desde ya. 

Feeling: 4/5

Originalidad: 3,5/5

Técnica: 4/5

Producción: 4/5

Puntuación: 8,25/10

martes, 3 de noviembre de 2020

Noticias metaleras

 


ROAD WARRIOR - Mach II (2020)

 
1. Tonight's the Nightmare

2. Fox Devils Wild 

3. Fiends Behind the Scenes

4. Thunder n' Fighting

5. The Diamond Forge

6. Nocturnal Arrest

7. Wired

8. Rest for the Wicked

Denimal - Vocals, Bass

Overdryve - Guitars

Villon - Drums

En el 2018 ya os comentábamos el debut de esta banda australiana, empezaban con fuerza su andadura con un disco de heavy clásico, con muy buenas guitarras y un cantante más que solvente. Pues aquí tenemos la continuación dos años después, otro disco de ocho temas, para mi la cifra ideal si obviamos intros y otras algaradas de ese estilo, ocho temas a cañón y sin circunloquios. Veamos lo que son capaces de ofrecernos esta vez. 

Arrancamos con Tonight's the Nightmare y nada parece haber cambiado en estos dos años, lo cual en este caso es una buena noticia, para qué tocar lo que funciona. Es verdad que en este primer tema no se han roto la cabeza buscando riffs originales, suenan a heavy clásico, con la ralentización habitual para lanzar un solo con las connotaciones habituales y repetición continua de estrofa para atrapar al oyente, una canción sencilla aunque muy resultona. 

Encontramos un sonido más transgresor y más macarra, más sucio también, en Fox Devils Wild, con variantes en los riffs que junto al ritmo ágil de la batería le da un toque de US metal a esta canción. Un tema bullicioso para liarla parda en directo, imposible estarse quieto con ella. Cambiamos por completo de tercio con Fiends Behind the Scenes, medio tiempo de riffs con mucha distorsión y tono bajo en las voces, van preparando el terreno para el desenlace final con el punteo, no es un tema espectacular en ningún momento pero pasa el listón. 

Thunder n' Fighting es un tema bastante más interesante, unas voces más variadas por parte de Denimal, jugando con la parte atmosférica y teatral del tema, un poco a lo Fates Warning. The Diamond Forge es otra canción en la línea más ambiental y más ralentizada que parece que es la que domina este segundo disco de los australianos, es una de las diferencias con su debut, menos velocidad y más ambientación dentro de los temas. Completamos la triada con Nocturnal Arrest, juegan con la melodía pero es un tema con más vitalidad y velocidad que los dos últimos, al estilo de los primeros Vicious Rumours, tiene ese punto de energía que echaba en falta en los dos últimos temas, y eso lo ponen tanto la batería como unos riffs guitarreros más acertados y con más mordiente. 

Siguen tomando velocidad con Wired, un corte en la línea del heavy melódico de unos Malice, Armored Saint, buenas guitarras y continuos cambios de ritmo que lo convierten en una canción de las más divertidas del disco. Y acabamos con Rest for the Wicked que tiene el inicio más épico del disco y también el tema más melódico en el que me recuerdan sobre todo a unos Chastain, en especial por el trabajo de guitarras, mientras que Denimal casi sin despeinarse, no es un vocalista dado a grandes alegrías, prosigue en su tono bajo y de rollo under. Una buena forma de acabar un disco que mantiene el nivel esperado, aunque en mi opinión está por debajo de su debut, no entra tan fácil, es más denso, pero también es posible que por eso mismo sea un disco que se disfrute más a largo plazo. 

Feeling: 4/5

Originalidad: 3/5

Técnica: 3,5/5

Producción: 4/5

Puntuación: 7,5/10

FINAL COIL – Convicted Of The Right (2020)

 
1. Convicted Of The Right

2. Empty Handed (Live Session)  

3. You Waste My Time (Live Session) 

4. Spider Feet (Live Session)

Phil Stiles - Lead Vocals, Rhythm Guitar and Lead Guitar

Richard Awdry - Lead Guitar, Rhythm Guitar and Vocals

Jola Stiles - Bass Guitar

Barry French - Drums

El año pasado publicaron su segundo disco, lo tenéis comentado en nuestra web, que tuvo una buena aceptación y en el que se curraban bastante las letras, algo que les valió para tener el reconocimiento del público, dicen. Incluso pudieron girar y aparecer en festis como el  Metal Meltdown festival. Ahora publican un ep con un tema nuevo y tres en directo. 

Convicted Of The Right es un corte al ralentí, más bien ambiental, jugando con las melodías y las sensaciones, de voces apagadas e impregnado de melancolía. En el apartado de letras habla de historias de personas, de decisiones que se toman pensando más en el fin que en los medios. Además acompañan el lanzamiento con un vídeo que podéis ver más abajo. La verdad es que es un tema que te va atrapando con las escuchas y que se presta además muy bien a usarlo como banda sonora para eventos deportivos u otro tipo de reportajes gráficos pues tiene esa atmósfera de reto, de superación y de aventura, un tema que va creciendo en intensidad. 

En cuanto a los temas en directo decir que el sonido es bueno en cuanto a instrumentación, aunque apenas da la sensación de ser un directo. Pero cumple su función sobre todo como aperitivo y presentación para los que no conozcáis a este grupo. Reflejan bien el sonido entre progresivo y doom, con influencias de bandas como Katatonia, Tool o Anathema, por ahí van los tiros. Sin duda es un grupo que puede dar mucho que hablar en años venideros y con una gran proyección. 

lunes, 2 de noviembre de 2020

Lo nuevo de Ignitor

 


JUPITER HOLLOW – Bereavement (2020)

 

1. L’Eau du Papineau

2. Scarden Valley

3. The Rosedale

4. Kipling Forest

5. The Mill

6. Mandating our Perception

7. Sawbreaker

8. Extensive Knowledge

9. Solar Gift

Grant MacKenzie - guitar, bass, synth

Kenny Parry - vocals, drums, synth, piano

Este es el segundo larga duración de este dúo canadiense y aunque no sale publicado hasta el mes de junio nosotros ya os damos nuestra visión del asunto, es lo que tiene el confinamiento, si antes ya íbamos acumulando cantidades ingentes de reseñas pendientes de hueco para publicar ahora las reservas se están disparando. Y a estos canadienses les tenía ganas después de que en su debut y en sus dos eps publicados me dejasen una buena impresión.

Comenzamos con L’Eau du Papineau un tema bastante poco ortodoxo, una larga introducción con trinar de pájaros, seguida de acústicas y unos cantos más en clave rock pop que otra cosa, para ser el primer tema me ha dejado bastante indiferente. Scarden Valley es otro tema muy pausado, básicamente teclados y voces muy comerciales son lo que nos depara, no se pone la cosa un poco más interesante hasta que meten un guitarrazo melódico, un comienzo de disco que no es para nada lo que esperaba, demasiado blando y comercial.

Por primera vez en el disco aparece la distorsión de guitarra en The Rosedale, es un tema con más cuerpo, buenos acordes de guitarra y un envoltorio más atractivo y potente, incluso en las voces que hasta ahora flojeaban de manera considerable, un rock con esa connotación progresiva que las caracterizaba en grabaciones anteriores y que es lo que en verdad esperaba de ellos. 

Kipling Forest tira del groove en las guitarras, un tema más en clave de rock alternativo pero endulzado con pasajes ambientales donde dejan ver la clase que les diferencia de otras bandas. Inicio potente en The Mill con riffs entre el alternativo y el rock ambiental, muy bueno el rollo space que le meten al tema que hace que suene diferente y sobresalga por encima de la media del disco. También dejan ver que son una banda no sujeta a límites con las buenas variaciones en la base rítmica y el aderezo melódico con el que va evolucionando la canción, sacando todo el potencial progresivo del que son capaces. 

Mandating our Perception es la canción más breve del disco, no llega a los tres minutos,   y es más un pasaje ambiental que otra cosa, poca tela que cortar y candidato a darle a la tecla de skip si tienes el disco en formato cd. Sawbreaker compensa lo corto del tema anterior con sus más de ocho minutos, tiran de un sonido más extremo que incluso se adentra en el groove metal por momentos. No es el sonido que más les favorece para mi gusto, primero porque se vulgarizan en las guitarras y segundo porque Kenny no tiene precisamente una voz que se diga potente. Lo bueno es que lo adornan con filigranas de guitarra y teclados de corte prog, pero creo que si tejiesen un entramado más melódico el corte saldría reforzado, por contra el groove con el paso de los minutos acaba rayando bastante. 

Extensive Knowledge es otra pieza donde duermen al personal con las acústicas, la batería de caja casi exclusivamente y la voz de nana para niños de Kenny, experimentar está bien, pero caer en el delirio y la autocomplacencia ya es excesivo, otro tema que pasa sin pena ni gloria. Final con el tema más largo del disco, nada menos que doce minutos, Solar Gift, y al menos sí que terminan dejándonos un buen sabor de boca, con una canción de rock progresivo, buena instrumentación y múltiples fases, creando interesantes ambientaciones a lo Rush, con predominio de los acordes y ambientaciones tranquilas sobre los momentos más potentes, pero donde, ahora sí, dejan constancia de su clase, que creo que la tienen y mucha. De todas forma, el disco me ha decepcionado bastante, es muy irregular, con momentos donde duermen a las ovejas y otros donde tiran por el camino de lo muy manido, aunque afortunadamente haya pasajes donde sí dan lo mejor de sí mismos, pero no con continuidad suficiente para que sea un disco de fácil escucha.

Feeling: 3/5

Originalidad: 3/5

Técnica: 3,5/5

Producción: 4/5

Puntuación: 6,25/10

miércoles, 28 de octubre de 2020

american tears: free ange express

 


AXEL RUDI PELL - Sign Of The Times (2020)

 

1. The Black Serenade 

2. Gunfire

3. Bad Reputation  

4. Sign of the Times 

5. The End of the Line 

6. As Blind as a Fool Can Be 

7. Wings of the Storm  

8. Waiting for Your Call

9. Living in a Dream  

10. Into the Fire

Volker Krawczak - bass

Axel Rudi Pell - guitars

Ferdy Doernberg - keyboards

Johnny Gioeli - vocals

Bobby Rondinelli - drums

Una de esas bandas que no necesitan presentación y cuyos fans esperan siempre con ganas un nuevo disco. Aunque en verdad hay que decir que los últimos años no han sido lo más inspirados del grupo de Rudi sí que es una banda que te garantiza un estándar de calidad y un sonido ya propio. La guitarra de Rudi Pell siempre me ha parecido una de las más personales y sugerentes del planeta heavy rock, tiene su firma, su sello propio, la puedes identificar en cualquier contexto y eso es un mérito que pocos artistas llegan a alcanzar. 

Antes de entrar en el análisis del nuevo disco, unos pocos datos que ilustran lo longevo de esta banda y su éxito, a pesar de ser de esas que hace directos con cuentagotas, sobre todo fuera de su país. Más de 1,7 millones de discos vendidos en todo el mundo, se dice pronto… Con este alcanzan su 18 álbum de estudio, en 31 años de carrera. 

Empezamos el recorrido con The Black Serenade, ninguna sorpresa, la breve intro atmosférica de guitarra y coros monjiles de fondo, preparando el terreno para Gunfire. Tampoco hay sorpresas aquí, el incombustible Gioeli desgranando la letra de una hard heavy que te parecerá haber oído mil veces antes, teclados de fondo y todos esperando el momento estelar del punteo. La espera vale la pena, como de costumbre, una breve intro melódica de sonido arabesco para luego desgranar su punteo heavy melódico. Un tema marca de la casa que tiene un ritmo bastante potente para lo que viene siendo habitual en los últimos tiempos, pero que en esencia es lo mismo de siempre. 

Bad Reputation va en onda más rockera que, como todos sabemos, es lo que mejor se adapta a la voz de Gioeli, de hecho algunos echamos en falta una voz más heavy que explore el lado más cañero de la banda, dicho sea esto sin menoscabo del talento de Johnny, un tipo siempre entregado. El mismo sonido rockero melódico de toda la vida, con ritmo sostenido, incursión de alguna guitarra y a esperar al punteo, vaya, si hasta el título suena a refrito.

Sign of the Times es la canción más larga del disco y comienza en clave atmosférica con los sintetizadores, por fin la cosa comienza a ponerse un poco interesante. Un medio tiempo con el poso de grandes guitarras y ambientación de cuando Axel se pone en modo himno, no es novedad, un tema que lleva haciendo desde los principios de su carrera pero que siempre resulta efectivo. Partes ambientales lentas y el solo tarda mucho en llegar pero cuando lo hace es como el maná, nunca te cansarás de disfrutar de los solos de este gran guitarrista, es lo que salva al disco de ser uno más. En esta canción está especialmente inspirado, técnica con sentimiento y un poco más ralentizado como corresponde al tempo del tema. 

Después del relax llega un tema más movido con The End of the Line, hard heavy clásico, otro tema que suena bien pero inevitablemente a refrito, pocas bandas habrá que se repitan más que esta, pero es lo que los fans quieren escuchar una y otra vez, así que todos contentos. As Blind as a Fool Can Be es una balada, otro elemento que no puede faltar en ninguno de los discos del gran guitarrista alemán. Y es de lo mejor del disco, especialmente acertado el acompañamiento de teclados y el clímax que crean hasta el punteo, con licks melódicos de por medio, una fórmula patentada y más que ensayada por su parte. 

Wings of the Storm es un tema con un sonido rock retro en los teclados y en los riffs, es de los más fresco del disco gracias a esa orientación vintage aunque eso no vaya con Gioeli, que él sigue cantando a lo suyo y de la única forma que siempre ha hecho. El punteo es de los mejores del disco.

Waiting for Your Call es un tema de hard rock de la vieja escuela, la mejor interpretación del disco por parte de Gioeli, por fin se sale un poco de las melodías clásicas que hacen que todos los temas suenen clavados y le da un carácter más hard rock  a la canción, con otro de los puntos interesantes del disco. 

Living in a Dream es un tema que por fin sorprende un poco por su guitarra rítmica con aires caribeños en los albores del tema. Con el cambio de ritmo le dan prominencia a los teclados hammer y el tema adquiere una nueva dimensión de rock setentero, pena que Gioeli siga a lo suyo, porque esta tema pedía una voz más ambiental y menos melódica, aún así es de lo más significativo del disco, como lo es que por una vez Rudi ceda la batuta del tema a los teclados. El punteo es más tradicional y menos Axel, pero hasta eso supone un cambio y se agradece.

Into the Fire es otro de los cortes destacados del disco y que confirma la mejoría del mismo en la segunda parte. Un tema más heavy aunque de medio tiempo pero con riffs más pesados y oscuros como hacía tiempo que no escuchábamos en este grupo. Incluso Gioeli se permite el lujo de cantar en formato un poco más heavy y la canción sale ganando con ello. Los teclados le dan un fondo de ambientación al tema que se encarga de redondear un punteo melódico atmosférico a la altura de Axel, gran tema para acabar el disco, con cambio de ritmo y recreándose en ello. El mejor estribillo del disco y un tema destinado a estar en todos los directos.

Un disco más del gran Axel Rudi Pell, aporta algo nuevo a su trayectoria? Pues la primera parte del disco en absoluto, mientras que la cara B es posiblemente lo más fresco que haya sacado el grupo en los últimos diez o quince años. Así que tenemos un disco bipolar, por un lado la primera parte ultraconservadora y que suena a refrito y la segunda mucho más motivadora. Lo que menos me convence es la actuación de Gioeli, es un buen vocalista pero a estas alturas creo que un cambio de voz le sentaría de maravilla al grupo y le daría aires renovadores, pero como todos sabemos después de tantos años es algo que no va a pasar. Aún así, a pesar de lo cansino que se me hace este cantante americano, creo que es el mejor disco de las Axel Rudi Pell en muchos años. 

Feeling: 3,75/5

Originalidad: 3/5

Técnica: 4/5

Producción: 4/5

Puntuación: 7,5/10

VALERIO BRUNER – La Belle Dame (2020)

 

1. Rivergirl

2. Stay

3. Gem of the Ocean

4. She

5. La Belle Dame

Valerio Bruner – all

Segunda grabación de este artista que escribe y compone todos los temas. Se trata de su segunda grabación, además de haber tenido experiencia en otros campos relacionados como el teatro.

Rivergirl es un tema de base acústica, un rock melódico y relajado en plan road rock, pero que incluye también su momento emotivo con el punteo y una voz que acompaña con gusto las melodías. Stay es más dinámico pero igual de vitalista, muy en onda Dire Straits, sencillo pero con su punto de nostalgia y carisma. 

Con Gem of the Ocean pasamos a un rock más experimental, ambiental y con ciertas dosis de sicodelia setentera, aunque siempre en una clave positiva, no es el camino tortuoso de los Doors, pero se agradece ese abanico amplio a la hora de orientar los temas dentro del gran horizonte del rock. She es un tema de rock pop, sencillo en las melodías, con batería de lo más básica, letras de pocas líneas y dos acordes, lo mejor las voces. 

Remata el ep con La Belle Dame donde de nuevo las guitarras vuelven a tomar densidad, un ritmo muy espasmódico y mucha carga ambiental, es el punto más acertado de este caballero, el lado melódico ambiental. No todo va a ser caña en Metalbrothers y aquí comentamos todo lo que cae en nuestras manos, ya luego cada uno  en su casa decide lo que quiere escuchar, y este trabajo es para momentos relajados, intimista y nada virtuoso, sobre todo buscando las sensaciones, seguro que si te gusta el rock le puedes sacar partido en algún momento. Eso sí, no será lo que me vaya a poner cuando me este preparando en mi casa para salir el primer Saturday night después de que se levante la cuarentena. 

lunes, 26 de octubre de 2020

zack sabbath


 

VALIDOR – In Blood In Battle

 

1. The Riddle of Steel

2. Sword of Vengeance  

3. The Last Emperor  

4. Stealer of Souls

5. Through the Storm

6. The Dark Tower  

7. Stormbringer  

8. Wrath of Steel  

9. In Blood in Battle

Odi Thunderer - Guitars, Vocals

Apollo Giannoulis - Drums, Classical Percussion

Ya os hemos comentado algún disco de esta banda griega que surgió en 2005  y que acumula tres discos en su haber. Este el debut de la banda que este año sacan remasterizado y con algún cambio en las canciones originales, básicamente sacan dos y meten una nueva y además cuenta con la colaboración de Bob Katsionis en las labores de producción. Mantienen la voz y los punteos originales, mejorando lo demás y le dan un toque más true a la portada, aunque menos under, para gustos los colores.

Una intro de epic folk a la que siguen temas como Sword of Vengeance, Stealer of Souls o Stormbringer donde te dejan un epic power con influencias folk. Son composiciones donde me gusta que los riffs están bastante acertados, no escatiman en melodías y siempre cumplen en la rabia de los punteos. 

También hay temas como The Last Emperor, Through the Storm donde bajan un poco el pistón en cuanto a ritmo y se aproximan más al sonido épico de otras bandas del estilo como los Battleroar o los chipriotas Solitary Sabred, a los que Vpower ha entrevistado recientemente, un sonido siempre de tintes muy clásicos dentro de lo que es el power.

Los solos tienden a enfocarse casi siempre al power y hay temas donde ciertamente pisan el acelerador a tope, y no me refiero solo al ritmo sino también a la velocidad de los riffs como es el caso de The Dark Tower, siempre con profusión en el uso de las voces y los coros. Respecto a la canción que no aparecía en el disco original es Wrath of Steel y sí que se nota la diferencia respecto a los otros temas, suena mucho más crudo, es más un tema de speed thrash que de power, con riffs más cortantes en detrimento de las melodías, las voces también son más oscuras, un tema que suena ciertamente potente, un buen cañonazo. Interesante que hayan rescatado este disco y mejorado el sonido, es una buena banda. Además, ahora mismo están preparando al parecer su cuarto disco, veremos si tira hacia ese sonido más crudo que os comentaba al final o va hacia un power más melódico.