www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

miércoles, 20 de febrero de 2019

Det Gjeckk... (by Blodhemn)


BLACK VIPER – Hellions Of Fire (2018)



1.Intro / Hellions of Fire (7:21)
2.Metal Blitzkrieg (4:38)
3.Quest for Power / The Fountain of Might (10:26)
4.Storming with Vengeance (5:41)
5.Suspiria (4:49)
6.Freedom's Reign (6:14)
7.Nightmare Mausoleum (The Sleeper Must Awaken) (8:38)

Salvador Armijo - vocals
Arild M. Torp – guitars
Kato Marchant - bass
Cato Stormoen – drums

High Roller Records es uno de esos sellos que se caracteriza por apoyar a bandas emergentes y siempre buscando con lupa la calidad, no se trata de promocionar porque sí, hay demasiado ahí afuera como para andarse con juegos, y normalmente aciertan. En este caso nos traen el debut de esta banda de Oslo creada ya hace unos cuantos años por su batería Cato que provenía de la banda Deathhammer pero que quería hacer algo diferente, sobre todo enfocado al speed metal.

Se caracterizan por hacer temas de bastante duración, ya que veis que el disco no tiene más que siete temas, y sobre todo por pisar a fondo el acelerador. Una prueba de ello es Hellions of Fire, un primer arranque tranquilo con acústicas y guitarra con reverb y riffs melódicos cristalinos que podrían firmar incluso los superclase Bronze, maestros en eso de crear melodías impolutas. Pero como os decía, lo que más les pone es pisar el acelerador, así que hecho ese primer trecho a modo de intro el resto del tema respira más bien speed metal, si bien hay que destacar que no abandonan nunca del todo las melodías e incluso diría que en este tema tienen un regusto añejo a los nórdicos Heavy Load. Dos punteos y final con las mismas melodías del principio del tema, cerrando el círculo.

Metal Blitzkrieg no sé si hace referencia a la mítica banda británica o por el contrario tira hacia las connotaciones más militares del término, lo cierto es que en cualquiera de los dos casos valdría como presentación para ambos, es un tema a pedal, muy a lo Savage Grace, Agent Steel o incluso un poco de la locura de los Living Death, aunque no suenan tan desgarrados o crudos como estos. Buen despliegue de riffs a lo largo del tema y punteo afilado y veloz como corresponde.

Quest for Power es un corte extralargo, de más de diez minutos, y tengo ganas de ver como se desenvuelven en estas lides. El tema tiene como dos o tres partes. Una inicial más lenta y totalmente instrumental de unos tres minutos a base de melodías y aceleraciones que podría ser ya un tema en sí mismo. Pero luego meten un medio tiempo con guitarras al estilo de los geniales americanos Tyrant que constituye el entramado básico del tema, me encanta la oscuridad y la espesura de las guitarras en esta parte central. Y la parte final se desboca pero ofrece también melodías propias de los Maiden, gran tema sin duda.

Después del trallazo anterior Storming with Vengeance me parece un tema un tanto insulso, no es que sea malo, pero es el típico speed metal lineal y a tope de principio a fin, no me llama la atención aunque garra no le falta. Suspiria sigue esa onda pero resulta más interesante gracias a un trabajo de guitarras más variado y buenos agudos del cantante.

Freedom's Reign nos lleva de nuevo al terreno en el que la banda da más de sí, cuando combinan el speed metal europeo de los ochenta con medios tiempos donde las guitarras aportan un sentimiento que en el speed metal rara vez encuentras, la fusión de esos dos estilos hacen que sus temas brillen más, headbanging a tope!

Final con Nightmare Mausoleum un tema de speed metal nuevamente, enriquecido con una pausa a mitad de tema para meter el momento de relax y de evasión antes de volver a darlo todo y acabar el disco. Es un buen debut por parte de esta banda noruega, tienen momentos realmente frescos donde te sorprenden, junto a otros donde se muestran más conservadores, tienen toda la pinta de que pueden seguir subiendo el listón en próximas entregas.

Feeling: 3,7/5
Originalidad: 3/5
Técnica: 3,5/5
Producción: 4/5

Puntuación: 7,6/10

ROAD WARRIOR – Power (2018)



1.Don't Fight Fate 4:42
2.On Iron Wing 3:23
3.Devils In Waiting 5:13
4.I Am The Hunger 4:49
5.Tease n' Torture 4:01
6.Sweating Out The Poison 3:34
7.Back Alley Tokyo Woman 4:44
8.The Future Is Passed 4:35

Denimal – Vocals & Thunderpunch Bass Guitar
Overdryve – Lead Guitar
Villon – Drums & Backing Vocals

Desde el sur de Australia y de la mano de Gates Of Hell Records os traemos el debut de esta banda del sur del continente en las antípodas, con un sonido claramente ochentero, con gusto, con un número de temas excelente para que el disco no decaiga y con mucha clase. Como anécdota contar que el nombre del grupo salió de la película Mad Max 2, que también llevaba por título the road warrior. En 2016 publicaron una demo y ahora llega la puesta de largo de la banda.

Empiezan el disco con Don't Fight Fate, riffs melódicos con toque épico para precocinar el tema, también guitarras dobladas al más puro estilo Judas Priest, no en vano el resto del tema es una mezcla entre el heavy de los británicos y el power americano de bandas como Malice, Fifth Angel, es decir, con mucha presencia de melodías, como veis, clasicismo absoluto.

On Iron Wing es un heavy melódico a lo Brocas Helm, con su sentido épico característico y profusión de melodías. Mención especial merece la ejecución en el micro de Denima, un vocalista que le otorga carisma a la banda, no es una fuerza de la naturaleza pero no le hace falta, desprende magia. De momento se siguen desenvolviendo en tiempos intermedios, heavys de toda la vida, a lo Warlord o Chastain.

Devils In Waiting se inicia con acordes melódicos pausados, platos y bajo, calentando motores hasta que se produce el consabido cambio de ritmo y desarrollan un heavy de riffs machacón, típico de las huestes de Halford. Pero ojo que este tema es polivalente y tiene su nota más tenebrosa también recurriendo a las influencias de los Black Sabbath, un tema que combina de manera excelsa el sonido setentero con el heavy de los 80.

Ahonda en la senda abierta con el tema anterior, tirando hacia un inicio más oscuro y también de aires progresivos en I Am The Hunger, me recuerdan sobremanera a los grandes Fates Warning, y eso siempre son buenas noticias, también un poco de la creatividad de los Queensryche de principios de su carrera, es el tema más fresco e imaginativo en lo que va de disco, excelente guitarreo y punteo ambiental de sombrero.

Tease n' Torture sigue sorprendiendo por la versatilidad que arroja la banda australiana, en este caso se decantan por un sonido más agresivo y veloz, a lo Vicious Rumors, riffs rápidos y potentes, con la voz de nuevo acaparando protagonismo y subiendo el nivel del tema, en los agudos y en otros matices recuerda al genial y nunca olvidado Carl Albert. Actitud, velocidad y garra heavy, un tema que lo tiene todo para hacerte disfrutar.

Con Sweating Out The Poison el disco sigue ganando en potencia, riffs más heavys, con variaciones y arranques de power americano acelerando el tema, para rematar un solo de true metal de los que te ponen en pie, otro acierto de tema, la cosa sigue viento en popa. Back Alley Tokyo Woman nos de vuelve al sonido clásico de los Judas pero también a la melodía de ciertas bandas de la new wave británica muy bien representada por los Diamond Head, un tema que recuerda especialmente al sonido de esa obra maestra que es el Sad wings of destiny.

Final con The Future Is Passed, llevado por los riffs y la carismática voz, a lo Villain, solo melódico y riffs power para acabar el tema y el disco por todo lo alto. Como decía al principio, aciertan de pleno al hacer un disco de ocho temas, sin intros ni interludios de ninguna especia, solo heavy metal, eso le da mucha agilidad y actitud al disco, sin inventar nada consiguen temas frescos, que te cautivan en todo momento, una banda que recoge lo mejor del legado heavy de los ochenta.

Feeling: 4,5/5
Originalidad: 2,5/5
Técnica: 3,5/5
Producción: 4/5

Puntuación: 8,5/10

martes, 19 de febrero de 2019

Cimmeria (by Ironsword)


SUPERSUCKERS – Suck It (2018)



1.All Of the Time 5:14
2.The History of Rock 'n' Roll 5:37
3.Dead Inside 3.33
4.Breaking My Balls 3:10
5.The Worst Thing Ever 3:46
6.What's Up (With This Motherfucking Thing?) 1:46
7.Cold Wet Wind 3:16
8.(Im Gonna Choke Myself and Masturbate) ‘Til I Die 2:52
9.Private Parking Lot 3:12
10.Beerdrinkers and Hellraisers 3:37

Eddie Spaghetti – Lead & Harmony Vocals, Acoustic Guitar, Bass
Marty Chandler – Lead Guitar, Backing Vocals
Chris von Streicher – Drums & Persussion, Backing Vocals

No se andan con remilgos estos americanos y se consideran la mejor banda de rock and roll, o eso dicen, no sé si con sorna o por dar la nota. No lo hacen mal, pero de ahí a lo otro hay un abismo. Este es el doceavo disco de esta longeva banda.

El disco se grabó en Austin, en cuatro días apuntan y no tienen reparos en reconocer la influencia de bandas de rock de hace muchos años, la experiencia dicen es un grado y ellos juegan esa baza a estas alturas, aunque hay otros que piensan que la frescura, la fuerza y la motivación de la juventud supera con creces ese factor, sería un largo debate. Vamos al lío.

Empezamos con All Of the Time, un rock de raíces Motorhead, voz sucia, guitarras aguerridas y el ingrediente del rock and roll de toda la vida, el esquema clásico, mínimos riegos, apuestan a caballo ganador.

The History of Rock 'n' Roll es un rock ochentero a lo acdc, con su sonido fiestero, los coros y toda la parafernalia. Cambio de escenario dentro del rock hacia un sonido más suave y relajado en Dead Inside, a lo Rolling Stones.

Breaking My Balls es uno de los temas más cañeros dentro del rock que ellos practican, riffs de siempre, metiendo más potencia y distorsión y un sonido a lo acdc, Alice Cooper. Le sigue The Worst Thing Ever, una semibalada, con un enfoque más comercial, sobre todo en las vocales, me gusta el toque de estilo que le da el hammond, le da un aire antiguo que contrasta con el ambiente más comercial que lleva el tema y le sube el nivel.

Rock punk de lo más básico en What's Up. Tiran de las influencias de los Dire Straits en Cold Wet Wind, me parece otro de los temas más interesantes del disco, una mezcla entre rock sureño y sonidos latinos, le da una nota de frescura al disco.

Til I Die es otro cambio de rumbo, lo habitual a lo largo de todo el disco, no te meten dos temas del mismo palo seguidos y van tocando todos los palos del rock, en este caso el sonido Motorhead otra vez a la palestra. Private Parking Lot lleva un rollo party, muchos coros, palmas y riffs clásicos. Y fin con un rock bluesero de buen gusto en Beerdrinkers and Hellraisers, recreándose en los punteos para cerrar el disco en modo jam session. Tienen calidad, rock de siempre, cero innovación pero versatilidad dentro del estilo, funciona si lo que buscas es rock y nada más que rock.

Feeling: 3/5
Originalidad: 1,5/5
Producción: 4/5
Técnica: 3/5

Puntuación: 6/10

ONKEL TOM – Bier Ernst (2018)



CD1 - Bier
1.Ich steh' an der Bar und ich habe kein Geld 02:12
2.Flasche zu Flasche 04:26
3.Wir trinken wenig 03:05
4.Bier, Bier, Bier ist die Seele vom Klavier 02:09
5.Durst ist schlimmer als Heimweh 03:53
6.Hätten wir lieber das Geld vergraben... 03:11
7.Was sind wir Männer doch für'n lustiger Verein 03:03
8.Jacky Cola 03:54
9.Durst wird durch Bier erst schön 01:58
10.Trunkenbold 02:48
11.Bier, Bier, Bier 03:02
12.Prost 01:11
CD2 - Ernst
1.Ich finde nur Metal geil 05:19
2.Todgeweiht 03:45
3.Ich muss hier raus 03:44
4.Egal 04:16
5.Von Arschlöchern für Arschlöcher 05:05
6.Zwischen Emscher & Lippe 05:45
7.Auf dünnem Eis 03:24
8.Das blaue Buch des Lebens 03:44
9.Polizisten 04:28

Marc - bass
Corny - drums
Celli - guitars
Tom Angelripper - vocals
Klaus Nicodem - guitars

Sí, aquí tenemos otro capítulo de la banda del líder de los aguerridos Sodom. Una banda que lleva su nombre y que sobre todo se enfoca hacia el sonido del rock festivo y cervecero, nada que no se haya hecho antes. Un capricho? Una exigencia del sello? Ganas de probar cosas nuevas? Vaya usted a saber. El caso es que aquí está, el proyecto arrancó en 1995, así que ya lleva unos cuantos años con ello y nada menos que siete discos, se dice pronto, hay bandas más veteranas que ni de lejos llegan a ese número de discos publicados.

El disco es doble, visto así son muchos temas, demasiados, pero lo cierto es que el sonido en uno y otro cd cambia bastante. El primero se mueve en ese sonido de rock party cervecero y el segundo es más cañero y con momentos donde hasta se encuentran vestigios del sonido Sodom, aunque muy distantes, que nadie se equivoque.
Ich steh' an der Bar und ich habe kein Geld es el primer tema, un poco de rock, algo de thrash y de sonido punk también, con la voz cascada de Tom, hasta se atreven a meter riffs melódicos, no suena mal. Flasche zu Flasche tiene un inicio folclórico con bandurrias o algo similar para acabar siendo el típico tema fiestero a lo Tankard, lo mismo que Wir trinken wenig, son temas que nada aportan a ese sonido, si te lo pasas bien escuchándolos pues genial, de lo contrario no te motivará para darle a play de nuevo.

Todos los temas son cantandos en alemán, lo que da ya una pista clara de hacia que mercado se orienta esta música, además del típico estilo oktober fest que impregna sobre todo el primer disco. Bier, Bier, Bier ist die Seele vom Klavier es otra canción rockera pero con un ritmo más acelerado y el alcohol como bandera. Von Arschlöchern für Arschlöcher es un tema más cañero, aunque no esperes ni un solo punteo porque no los hay, más distorsión y la voz rota de Tom que no le queda mal, y para de contar.

Hätten wir lieber das Geld vergraben... es una canción floclórica y moña a más no poder, es como si le quieres vender una jota o una muiñeira de las nuestras a un metalero alemán, pues te mirará incrédulo. Was sind wir Männer doch für'n lustiger Verein y Durst wird durch Bier erst schön tienen como principal aliciente el mezclar el rock con el happy metal. Jacky Cola es una balada con acústicas y voz alcohólica, al estilo de los mencionados Tankard o de esas canciones coñeras que se marca Alice Cooper. Trunkenbold es otro tema en esa línea coñera, mientras que Bier, Bier, Bier, como podrás suponer, es otra oda a la fiesta cervecera, ya resulta cansino a estas alturas. Acaba este primer cd con Prost, una pieza acústica de poco más de un minuto que baja el telón a un disco con demasiados temas, muy similares entre sí y solo aptos para adoradores del rock festivo y cervecero, no me veo pinchándolo en casa en ningún otro momento que no sea una fiesta, algo típico de tierras germanas.

El segundo disco sube el nivel del album y es más interesante, sin que sea para tirar cohetes. Arranca con Ich finde nur Metal geil, de nuevo esa mezcla que ya veíamos en el primer tema del primer cd entre rock y thrash, le funciona bastante bien, por lo menos resulta entretenida y además oimos lo que creo que es el primer punteo de todo el album, además de apuntes brutales a lo Sodom.

Todgeweiht es un heavy thrash de melodías al menos interesantes. Hard heavy melódico en Ich muss hier raus, no es la bomba pero se deja escuchar, destacando la atmósfera que le meten y el groove thrash en algunos momentos puntuales. Otra pista a lo Tankard en Egal. Von Arschlöchern für Arschlöcher es una canción de metal moderno al alcance de cualquier banda casi de principiantes, decepcionante.

Se atreve Onkel con una balada en Zwischen Emscher & Lippe, lo más curioso es comprobar que su voz raspada no le queda mal, aparte de eso no tiene otro aliciente. Auf dünnem Eis suena a los Kreator, es decir, seudothrash melódico. Le meten más variedad a este segundo disco con Das blaue Buch des Lebens, suena a rock punk, y lo rematan con otro tema lento que tampoco aportará nada especial al largo repertorio que has escuchado, si has tenido la paciencia para ello, hasta ahora. Pobre bagaje este album para una ilustre figura del thrash alemán e internacional. Creo que hay que considerarlo sobre todo como un divertimento para hacer algo diferente a los Sodom y sobre todo enfocado al mercado local, que sí degusta este tipo de música, fuera de eso no tiene mucho más.

Feeling: 2,5/5
Originalidad: 2/5
Producción: 4/5
Técnica: 3/5

Puntuación: 5/10

lunes, 18 de febrero de 2019

The heat and the fire (by Shok Paris)


AUGURY – Illusive Golden Age (2018)



1.Illusive Golden Age 05:49
2.The Living Vault 06:07
3.Carrion Tide 05:03
4.Mater Dolorosa 06:50
5.Maritime 04:31
6.Message Sonore 03:22
7.Parallel Biospheres 04:31
8.Anchorite 08:07

Dominic Lapointe - bass
Mathieu Marcotte - guitars
Patrick Loisel - vocals, guitars
Antoine Baril - drums

Banda formada en 2002 y que presenta su tercer larga duración, hasta ahora sus dos obras precedentes habían recibido buenos comentarios, aunque lo cierto es que su anterior disco es de hace casi diez años, mucho tiempo entre uno y otro, así que veremos que es lo que nos ofrecen en esta ocasión.

Salen con un death melódico en Illusive Golden Age, con punteo y base rítmica progresiva. Pero ojo, no se andan con delicadezas, profundizan en el sonido extremo gracias a unas potentes guturales y ritmo veloz acompañado de riffs técnicos, reminiscencias de los eternos Death.

The Living Vault nos lleva a un espacio más extremo, voces sucias, guitarras distorsionadas y corrompidas aunando melodías oscuras, todo ello con el trasfondo del telón del progresivo. Importante solo melódico, se explayan y sacan las twin guitars clásicas a pasear. Contundencia, calidad y técnica, podría ser el abc de cualquier banda que quiera llegar a algo y estos canadienses lo siguen al pie de la letra en esta canción. Para convencerme del todo meten un final ambinetal de sonidos esotéricos con punteos y bajo, excelente.

Carrion Tide es un death groove al que le dan también unos aires festivos y progresivos, desgranando ritmos y riffs más contundentes a medida que transcurre el tema. Demuestran otra vez una de sus virtudes, la evolución que son capaces de introducir en cada tema, o dicho en otras palabras, la frescura, poco previsibles, una gran baza a su favor.

Mater Dolorosa, death con toques grind y brutal, el palo que les faltaba por tocar. El típico juego de dos voces, pausa y momento para meter la parte melódica, luego brutal y final con solo melódico. De nuevo recurren al brutal death y al death técnico en Maritime, a destacar en este caso los solos de carácter técnico y el aire sicodélico y con guitarras ambientales que le da ese plus al tema.
Message Sonore es un corte instrumental donde despliegan un death melódico con incursión de riffs heavys. Se acabó el tiempo para el relax, vuelven a sacar el hacha con Parallel Biospheres, ritmos de brutal death, pero poco a poco van introduciendo todas las variantes que les caractizan y que nos llevan a un death clásico, resulta un tema muy divertido.

Acaban con el tema más largo, Anchorite es un poco el compendio de todo lo que han mostrado a lo largo del disco, la base de death técnico, los sonidos más agresivos, pero también la melodía y el riffeo heavy al que recurren en ciertas fases. La calidad técnica del grupo salta a la vista, su sonido se encuadra bien dentro del underground, porque para ser una banda de masas tendrían que tirar hacia estribillos pegadizos y melodías coquetas, lo podrían hacer, pero para mí pederían su esencia.

Feeling: 4/5
Originalidad: 3/5
Producción: 4/5
Técnica: 4/5

Puntuación: 7,75/10

NORTH OF SOUTH – New Latitudes (2018)



1.The Human Equation
2.Nobody Knows
3.Balanced Paradox
4.Before We Die
5.Crystal Waters
6.There’s No Glamour In Death
7.Time Will Tell
8.Faith Is Not Hope
9.Montreux

Chechu NoS - everything

Desde León, aquí tenemos el debut de este proyecto creado por Chechu, uno de esos proyectos en los que el término progresivo encaja con mayor soltura, pues la diversidad de enfoques de su música es muy amplia, sin complejos diría, más allá de lo que es habitual hoy en día, que lo es, de mezlar estilos, lo hace de forma natural y da rienda suelta a toda su creatividad.

El álbum fue grabado en los estudios de Zoilo Unreal (Marín, Pontevedra), consolidado nombre en la escena del metal extremo español con presencia en bandas como Unreal Overflows, The Anthagonist y Unhuman Nature.

Primera piedra de toque con The Human Equation, piano, distorsión por un tubo y ambiente progresivo, alternando melodías y ambientación, variaciones en el ritmo, voz melódica y un buen equilibrio que alcanza en la composición, con un sonido a bandas progresivas como Eldritch, Lanfear o Conception.

Nobody Knows es un tema mucho más sencillo y directo, con un estribillo más comercial, en este caso las voces no me convencen tanto, también encontramos más teclados y un punteo con influencias de música latina, es la heterogeneidad de la que os hablaba antes.

Balanced Paradox vuelve a mostrar esa voz un tanto falta de personalidad o plana, para mí el punto más débil de toda su música, los riffs de principio no tienen mucha fuerza, prevalecen los teclados y lleva un aire caribeño. Las variaciones en los ritmos le dan puntos y el punteo heavy y melódico remata un tema que va creciendo y acaba mejor que empieza.

Before We Die, guitarra española y acto seguido nos metemos en el fregado con ritmos progresivos. A destacar los riffs que marcan el tema, la batería acompaña bien con excelentes ritmos cambiantes e interesantes las derivaciones melódicas que este músico va introduciendo.

Crystal Waters sigue mostrándonos temas breves, algo que normalmente no suele acompañar al concepto de música progresiva, pero que no provoca ningún tipo de desajuste en este caso. Esta pista nos acerca más al mundo del rock, una mezcla diría que entre unos Dire Straits y la magia de un Bonamassa, rock alegre de matices caribeños.

No se vayan todavía que aún hay más sorpresas. Estupendo inicio en There’s No Glamour In Death con unos riffs de sonido pagan metal de sombrero, ensalzados por el aura reverb que le da un toque futurista, o es que quizás yo haya leído mucha ciencia ficción en mi vida, pero cada uno que le ponga el escenario que quiera, lo ciertos es que las sensaciones y las imágenes te las pone al alcance de la mano. Es un tema más pausado, de voces más rockeras que de metal progresivo y excelente cambio de ritmo para meterle potencia y groove. El primer punteo es fugaz pero exquisito, seguidos de buenas melodías y variedad de tiempos, el mejor tema del disco, el más inspirado.

Time Will Tell se mueve entre el heavy melódico y lo progresivo, más sinfónico, de nuevo con mención especial para los ritmos en la batería, de clinic total, ritmos de todos los colores, que le pongan la alfombra roja. Faith Is Not Hope empieza con lo que creo que son xilófonos y luego las guitarras venga a hacer de las suyas, free air play baby! Final de disco elegante con Montreux, una breve pieza de onda jazz, gusto y frescura por iguales, con diversidad de instrumentos y calidad técnica en todos ellos.

Muy bien comienzo para Chechu Nos, es verdad que hay momentos en los que el sonido más comercial y con incursiones incluso pop puede descolocar un poco al metalero de pro o a la gente de mentalidad menos abierta, pero lo compensa con dosis de calidad instrumental e imaginación que hacen que en algunos momentos se suba a la parra y diga aquí estoy yo a los cuatro vientos. Patada a seguir!

Feeling: 3,5/5
Originalidad: 4/5
Producción: 4/5
Técnica: 4/5

Puntuación: 7,75/10

domingo, 17 de febrero de 2019

Street Machine (by Traveler)


HAMMER KING – Poseidon Will Carry Us Home (2018)


1.Poseidon Will Carry Us Home 3:22
2.The King Is A Deadly Machine 4:08
3.Battle Of Wars 3:55
4.7 Days And 7 Kings 4:35
5.Warriors Of Angelhill 4:01
6.Where The Hammer Hangs 5:06
7.Last Rites 0:37
8.Glorious Night Of Glory 4:22
9.Locust Plague 2:42
10.At The Mercy Of The Waves 4:29
11.We Sail Cape Horn 7:08
12.Meatus Majestatis 3:47

Titan Fox - vocals,guitars
Gino Wilde - guitars
K.K. Basement - bass
Dolph A. Macallan - drums

Tercer disco de esta banda alemana que hasta ahora se caracterizaba por tirar hacia un heavy power. A los mandos de la producción para este nuevo album se encuentra Charles Greywolf que ha trabajado con los Powerwolf. Así que parece un punto importante para la banda donde se juegan el dar un paso adelante, y lo hacen de la mano de Cruz del Sur, todo apunta a que esta vez quieren dar un golpe en la mesa con su hammer.

Poseidon Will Carry Us Home se inicia con unos aires más épicos de lo esperado, me recuerdan al estilo de bandas como los griegos Battleroar sobre todo, un poco también la dirección de los Visigoth, sobre todo los de su primer disco, más pausados, metidos en el terreno del medio tiempo y haciendo hincapié en las melodías, los coros y el espíritu épico del tema acerntuado por un punteo limpio.

Tras la primera grata sorpresa del tema anterior este The King Is A Deadly Machine tira hacia un terreno más conocido por la banda, un power heavy a lo Hammerfall, de ritmo más vivo y riffs de toda la vida, el momento más destacado es para el punteo, lo demás es terreno ya bastante explorado por muchas bandas con anterioridad.

Battle Of Wars me devuelve las buenas sensaciones del primer tema con un riff melódico-épico parra arrancar el tema, tiran del sonido clásico de bandas como Atlantean Kodex, Gatekeeper, medio tiempo con las guitarras marcando la dinámica del tema y llevándote en volandas con sus alegres melodías dobladas. 7 Days And 7 Kings nos da otra dosis de power epic metal, combinando de forma acertada tiempos rápidos con ralentizaciones, vocalista sobrio y buen apoyo de coros, rollo Battleroar.

Warriors Of Angelhill es un heavy melódico que recuerda a los buenos tiempos más heavys de los Edguy o los Hammerfall, cocinada a fuego lento y con las melodías guitarreras como protagonistas. Nada mejor que un buen acelerón con la power melódica Where The Hammer Hangs para levantarnos del asiento y mover el puño, buen sonido, potentes guitarras que brillarán sobre todo en directo, con esas twin guitars desgranando riffs melídicos a toda velocidad.

Last Rites es una pequeña intro a modo de juego de voces para el siguiente tema, Glorious Night Of Glory nos da un enfoque fresco para el disco con su tiempo de heavy folk épico, es como mezclar los riffs de los Maiden, Aria con la apuesta épica de unos Battleroar, un tema muy entretenido y con su pausa bien ejecutada, una vez más destaca la diversidad y el enfoque que los Hammer King le han dado a su nuevo disco, más versátil y rico en matices que los anteriores. Y en todo ese entramado quiero destacar la excelente labor de Titan Fox en el micro, realmente hace gala de un saber estar en cada momento y apuntala todos y cada uno de los temas del disco.

Tiempo para el power clásico con Locust Plague, luego medio tiempo heavy con At The Mercy Of The Waves, la verdad es que estos alemanes no inventan nada pero hacen las cosas bien y el disco resulta de fácil escucha, por ejemplo, a destacar en este tema el cambio de ritmo después de la pausa con el punteo y los coros épicos.

We Sail Cape Horn son siete minutos de tema y suena a los Maiden de sus últimos discos por los cuatro costados en sus primeros compases, hasta que aceleran el tema y se meten en el power epic habitual de ellos, el mejor estribillo del disco y uno de los punteos más frescos, seguidos de muy buenas melodías dobladas, es la canción más trabajada del disco y unos de los momentos álgidos del album. Esto se acaba con Meatus Majestatis, otro buen tema a base de melodías y ritmos a medio galope. Los Hammer King han dado un paso al frente, es verdad que tiran de las influencias de bandas ya asentadas y dominantes en el género como las mencionadas, pero el trabajo bien hecho ahí está y hay que reconocerlo, un disco disfrutable para todos los aficionados al power y el heavy épico.

Feeling: 4/5
Originalidad: 2,5/5
Producción: 4/5
Técnica: 3,5/5

Puntuación: 7,5/10

ENTIERRO – Entierro (2018)



1.Cyclonic Winds 5:58
2.Santa Muerte 4:33
3.Cauldron Of War 6:09
4.Live To Tell 4:21
5.Dybbuk 3:47
6.Turn Out The Light 5:52
7.Valley Of Deceit 5:31
8.Controlled Burn 5:14

Dave Parmalee - drums
Chris Taylor - bass, vocals
Christopher Begnal - guitars
Victor Arduini - guitars

Macabro nombre el que se gastan estos americanos, aunque al mismo tiempo es una forma de llamar la atención, pues se sale de lo normal. Como también llama la atención que para este segndo disco que sacan encontremos en su formación al señor Victor Arduini, siempre recordado por haber pasado por los Fates Warning, pero que después ha hecho cosas muy interesantes, como por ejemplo un proyecto que inició en solitario con el vocalista Balich y del que ha sacado ya un muy buen disco, ocasión para la cual, por cierto, lo entrevistamos en nuestra web. Sin duda es un tipo que hace que suba la cotización de esta banda, su presencia en las guitarras siempre engrandece el sonido de las bandas por las que pasa.

Este nuevo disco lo publican de modo independiente y sigue un sonido predeminantemente doom y stoner pero con un aliciente de heavy melódico que enriquece su sonido. Interesantes las declaraciones de Arduini en las que reconoce el interés que despertó en él el estilo de este grupo y que era el momento adecuado para aligerarse un poco de trabajo después de su esfuerzo en solitario: "They were the one band from my area I was really digging. Their sound was true old school metal that just had some really cool heavy riffs and songwriting. They have elements of doom, bit of thrash and yet it comes across a class metal for the new ages. They took me out of my comfort zone as I had to learn a few new tricks which I've been embracing. I was a fan the first time I heard them. Chris is a great front man and after going to see them play a few shows I learned one of their guitarists was leaving and I was asked if I'd be interested in joining them. The timing was perfect. After finishing the Arduini/Balich album I pretty much needed a break from all that writing/producing I did and this allows me to just be a part of a band again without it all falling on my shoulders. With the great writing skills of the others I can focus on putting my style over what they come up with and occasionally add a riff or two when needed. It helped keep me actively playing and I've just been having a blast playing these songs with such awesome musicians."

Arrancamos el disco con Cyclonic Winds, de principio ya encontramos la presencia de una potente distorsión y el groove que le dotan a las guitarras de un sonido potente y actual. También me gusta la orientación en cuanto a estilo en este primer tema, se podría calificar como un metal vanguardista que recoge elementos del death, heavy y del doom. Voces con fuerza, sonido clásico, y punteo de la vieja escuela con buenas armonías.

Santa Muerte es un corte con predominio del sonido doom, con la eterna influencia de los riffs de Iommi, eso sí, las voces siempre tienen ese punto de agresividad que hacen que su sonido se desmarque de un coto cerrado, así como los cambios de ritmo y la velocidad que le imprimen por momentos al tema. El punteo ambiental encaja perfectamente.

El tema más largo del disco llega con Cauldron Of War, un tema oscuro y denso, con fuerza en el bajo, sonido a lo Black Label Society, punteo con carisma y melodía y voces que ponen el punto extremo en medio de ese escenario tenebroso. Live To Tell nos ofrece un ritmo más dinámico, actual, se puede definir como metal a secas, para mi gusto no suena tan especial como los temas anteriores aunque contundencia no le falta.

Dybbuk mezcla el heavy con el rock stoner, punto ganador en este caso para el vocalista que hace gala de una actitud camaleónica al camuflar su voz según las cirscuntancias lo requieran, en este caso buenas pinceladas doom con melodías. Continuidad con Turn Out The Light, un tiempo lento de guitarras pesadas y oscuras, doom y stoner, pero metiendo fuerza con algunos interesantes riffs, twin guitars y punteo ambiental paa un tema muy logrado que va creciendo en espesura como un monstruoso ser que despierta de su letargo.

Valley Of Deceit confirma que el final del disco es mas pausado y también más extremo en los sonidos que meten. En todo caso no olvidan tender puentes con el heavy a través de los riffs y las melodías que introducen. Atención al arreón para meter el punteo con sonido de los ochenta y de la new wave, carisma y duelo de solos, uno de las canciones más redondas del disco.

Controlled Burn baja el telón con un arranque trepidante, riffs que podrían salir de un disco de los Vicious Rumors. Pasado el primer subidón, ralentizan el tema a ritmo de heavy stoner, salpicándolo con guitarrazos de high class y ambientación de lujo, de nuevo con las guitarras dobladas tirando del legado de los eternos Judas Priest, otro ejercicio más de clasicismo, experiencia y calidad. Estupendo segundo disco de estos americanos, tenían buenas ideas ya de por sí, pero la incorparación del mago Arduini a su aventura sin duda les da un plus muy importante. De esos discos que con escucharlo unas cuantas veces te quedas enganchado y con ganas de verlos en directo.

Feeling: 4/5
Originalidad: 3,5/5
Producción: 4/5
Técnica: 4,5/5

Puntuación: 8,25/10

WARDANCE – Heaven Is For Sale (2018)



1.Heaven Is for Sale (2:37)
2.Destroyer (3:47)
3.Believe (3:51)
4.Neverending Nightmare (3:43)
5.I Don't Love You Anymore (6:18)
6.Overture (0:26)
7.Don't Play with Fire (4:07)
8.Death Caress (5:23)
9.Paris in Fear (3:50)
10.House of the Rising Sun (2:53)
Bonustracks - CD Version - 1990:
11.Friday The 13th (5:46)
12.Blues (2:41)
Additional Bonustracks - CD Re-Release - 2018:
13.Chonda's Dream (4:14)
14.Killing Snow (2:51)
15.Megalomaniacs (5:11)
16.Wild Beauties (5:11)
17.Die Unendliche Geschichte (3:59)

Markus Wawersich - Bass
Stefan Humbert - Drums
Franz Romer - Guitars
Thomas Heyer - Guitars
Sandra Schumacher - Vocals

El sello Dying Victims Productions rescata para todos los coleccionistas en edición de lujo este disco originalmente editado en 1990 por esta banda alemana. El disco ha sido remasterizado partiendo de las grabaciones originales, además de ofrecer unas buenas bonus que gustarán a los seguidores y coleccionistas ávidos de material de culto. Fue el único lp que editó la banda, además de alguna demo.

El sonido de la banda es típico ochentero a pesar de que el disco salió ya en los albores de la nueva década y con la venida de la plaga grunge y nu metal y la disolución como azucarillo de los parámetros que hasta ese momento habían regido el paradigma del metal en general.

Desde el sonido clásico de heavy power de Heaven Is for Sale, siguiendo la estela de bandas como los primeros Helloween o Scanner. Las voz de Sandra, bastante cruda, le daba un sonido especial a la banda. Los ritmos de cabalgada de Destroyer con melodías a lo Angel Dust en las guitarras, sonido under por los cuatro costados harán dar saltos de alegría a todos los que echan de menos aquella época.

Medios tiempos como Believe o Death Caress donde predomina el heavy metal de riffs pesados con las voces como protagonistas, una pena que se le perdiera la pista a esta vocalista cuando la banda desapareció. Neverending Nightmare es un tema que comienza con despliegue de batería y lleva el speed metal en las venas, con guitarras afiladas como cuchillos y ese sonido clásico de las bandas de los 80 alemanas.

I Don't Love You Anymore es otro medio tiempo con mucha carga ambiental tirando hacia la balada oscura y con solos memorable a lo Accept. Don't Play with Fire y Paris in Fear nos llevan nuevamente al terreno del speed metal, con guitarras realmente poderosas, no exentas de melodías, que nos sitúan en un punto intermedio entre los Angel Dust, los Mandator y los Living Death. El disco original se terminaba con House of the Rising Sun, hora de dar de beber a los caballos con esta versión del clásico de The Animals de tonos setenteros pero que tiene trampa ya que por medio se marcan una cabalgada propia del séptimo de caballería.

La producción es muy buena, suena de manera excelente pero sin olvidar ese toque mágico y añejo que tenían los discos de los 80. Un gran trabajo por parte del sello que rescata del olvido esta pequeña joya del heavy speed alemán para disfrute y regocijo de todos los que amamos el género clásico. Lo tenían todo para triunfar, pero como muchos otros se quedaron en el camino.

martes, 12 de febrero de 2019

Watcha... (by Eric Gales)


SECOND SUN – Eländes Elände (2018)



1.Vems Fel (3:02)
2.Förneka Allt (2:54)
3.Noll Respekt (3:27)
4.Sång Till En Slagen Kämpe (2:43)
5.Enda Sunda Människan i Världen (4:29)
6.Ingen Tid För Allting (3:56)
7.Du Ska Se Att Det Blir Sämre (5:02)
8.Det Betyder Allt (3:20)
9.Panikångestattack (4:03)
10.Eländes Elände (3:20)
.
Jakob Ljungberg – Vocals & Guitar
Marcus Hedman – Bass
David Grannas – Guitar
Adam Lindmark – Drums

“Eländes Elände” is the second album of this band with Jakob Ljungberg at the front (ex Tribulation), they move between several rock spheres, always with a classic retro sound, but counting also with elegance, good technical level and great melodies.

They debuted with ‘Hopp/Förtvivlan’, which gave them a big push into the scene from day to night, so this second release was vey much anticipated by both fans and magazines. Let’s check if they still keep that magic creating songs that capture the listener attention.

Vems Fel delivers a classic space rock that brigns memories of the fabulous Blue Oyster Cult band, a trip to the past in a golden carriage pulled by white swans. Cool riffs, good arrangements on guitars and top solos, even in some parts they enter the realm of seventies heavy metal by the hand of Judas Priest.

Förneka Allt follows that trend with an old space rock but also with a psichedelic touch and melodies that look directly at the eyes of Pagan Altar, mistery and mystic, top of the class.

Noll Respekt is a song driven by the work on the Hammond and with a coat of folk music on it, great clean guitars, everything is on place and it seems as if they had been rehearsing for years all these tracks. I was highly surprised by the sound of Sång Till En Slagen Kämpe, more in the heavy route of the NWOBHM, although with rock always in the background, especially when the keys appear, and they actually get a very tasteful melt with it.

I want to underline the role in Second Sound of vocalist Jakob Ljungberg, it seems the guy never seek any kind of spotlights, never a scream out of place, but always delivering the right melody and dressing their music with the appropiate notes, that takes their music to a very emotional level, although I don’t understand a word of what he sings. Big rock melodies on Enda Sunda Människan i Världen, a song where the keyboards mark the pace and spirit but they also introduce an instrumental and progressive part really cool.

They play together hard rock and heavy metal from gods Pagan Altar on Ingen Tid För Allting, underground sound and cult guitars, with repetitive riffs that mark a line in the song, giving consistancy, a final touch with a brilliant solo.

On Du Ska Se Att Det Blºir Sämre you will see the influence of bands such as Camel, Wishbone Ash, a jam session in all his right. With Det Betyder Allt they get the last step in their sound by means of a ballad, so simple as magic, all the grace and talent of Jethro Tull, pay attention to the acoustic guitars, I just don’t know if this song will endure tha pass of time and plays, just try it.

Panikångestattack is rock in the vein with cool and vital riffs, accompanied by a psichedelic air. And they put the last stone with the elegant Eländes Elände,an instrumental track of dark and disturbing melodies, a real thriller sound. These guys sound fresh all the way, you never get boring with them, not even when they get more technical and I guess it is all thanks to the great task they do of pasting melodies with the rest of the parts in their compositions. Big act.

Feeling: 4,5/5
Creativity: 4/5
Production: 4/5
Skills: 4/5

Score: 8,5/10

NECRONOMICON – Unleashed Bastards (2018)



1.Burn And Fall 3:23
2.Leave The Lights On 3:53
3.Total Rejection 3:18
4.Malevolent 6:09
5.We Did We Do 4:11
6.Imperial Hunger 3:04
7.My Name Is Vengeance 5:08
8.Forbid Me From Living 5:03
9.Unleashed 4:19
10.Religion Live Fast 4:23
11.Personal Enemy 4:04
12.The Nightmare Continues 4:20

Freddy - vocals / guitar
Marco - bass
Chris - drums
Mike - guitar

Noveno disco de esta mítica banda alemana, muchas muescas en su revólver. Pasarán los años, los grupos y los estilos pero hay bandas que quedan para siempre en la historia del metal, y estos alemanes son una de esas bandas, su debut de 1986 es y será siempre una referencia obligada dentro del género. Ya sólo por eso merecen un respeto, auque aquí siempre juzguemos a los discos de cada grupo como si fuesen el primero, o al menos eso se intenta, hay veces que el corazón te puede un poco.




Tras 10 años de ausencia volvieron a sacar disco en 2004 y desde entonces con más o menos regularidad han ido sacando nuevo material, siempre dentro de un nivel más que aceptable, en especial su anterior disco de 2015 en mi opinión es lo mejor que han publicado desde su regreso, un disco potente donde los haya, así que este nuevo vástago lo tiene complicado para superarlo, vamos a ver. De los miembros originales Fredy es el que aguanta al pie del cañón, pero eso es ya casi una constante en el 99% de los grupos tan longevos como este.

Burn And Fall inicio en modo ralentí, calentando motores, con melódica punteando, el cambio de ritmo, buena y potente base rítmica y riffs melódicos, los punteos acelerados como corresponde, juegan también con dos voces, un tema interesante y completo.

Leave The Lights On usa mucho la distorsión y d-beat, con aceleraciones fulgurantes, suena tan clásico como fresco. La parada para meter un enfoque más heavy, con su parte ambiental y reverb en las guitarras. Las voces de Freddy se mueven entre la agresividad y el enfoque más comercial. Suben un peladaño la velocidad en Total Rejection, más sencillo, más directo y más crudo, pero también con la contraparte de riffs más a lo Jeff Waters.

Malevolent es el tema más largo del disco, tiene un inicio cadencioso con melodías, transmite un buen equilibrio entre agresividad y melodías. We Did We Do es otro de esos temas donde sí te hacen un thrash pero, sí, también lo enfocan hacia el lado más melódico y accesible para el gran público, entre el heavy y el thrash.

Imperial Hunger es la canción más breve, tiran del groove y de los riffs a lo Kreator actuales, uno de los más simples del disco. Aunque My Name Is Vengeance empieza con acústicas, su estilo sigue la línea del tema anterior, la verdad, dista mucho de los comienzos de esta banda, pero tiene su gancho sobre todo para el que no busque algo muy dentro del under.

Curioso inicio en Forbid Me From Living a base de piano, lo dicho, la crudeza del thrash de los 80 queda ya bastante lejos, es un tema más pausado y diría más heavy que thrash, la parte positiva es que le da variedad al disco. Unleashed es una pieza con una base rítmica suave y tirando de melodías. El final del disco, sin ser malo, se hace un poco cuesta abajo, no son malos temas, pero tampoco transmiten magia y pierden la frescura y la pegada del inicio del disco. Religion Live Fast alterna ritmos medios con otros acelerados pero no sorprende, lo mismo que en los dos ultimos temas, donde alternan groove, melodías y ritmos veloces, un poco la tendencia general del disco, te dan la doble cara entre agresividad y momentos dulcificados o suavizados

Creo que con tres temas menos sería un disco más disfrutable, pero lo bueno es que siguen manteniendo su buena línea de los últimos años. Eso sí, me parece que no alcanza el nivel que tenía su anterior disco, pero es buen legado para una banda que lleva tantos años en esto y con los cambios en formación que han tenido.
Feeling: 3,5/5
Originalidad: 3/5
Producción: 4/5
Técnica: 4/5

Puntuación: 7,5/10

CHEVALIER – Chapitre II (2018)



1.The Messenger 7:06
2.Wrath Of Steel 6:13
3.The Curse Of The Dead Star 6:47
4.Fly High (Brocas Helm cover) 2:56

Emma - Vocals
Tommi - Guitars
Mikko - Guitars
Joel - Drums
Sebastian – Bass

Nueva grabación de esta banda finlandesa de la que ya os hemos hablado en alguna ocasión anterior, con motivo de su estreno discográfico. Este es su segundo ep, el primero lo sacaron en 2016 y tienen un sonido muy similar a sus compatriotas Legionnaire con los cuales, ¿casualidad?, han sacado un split este mismo año. Un heavy speed metal de sonido retro donde las guitarras marcan la pauta.

De hecho este ep salió ya hace unos meses y ahora aprovechando su lanzamiento en vinilo y que tenemos un hueco para revisarlo os damos nuestra opinión al respecto. El ep se vendió por completo, supongo que pequeñas tiradas, pero lo cierto es que estos finlandeses están teniendo mucho éxito y su popularidad sigue creciendo. Creo que además de lo que se trabajan las composiciones, su sonido true metal clásico es lo que conquista cada vez a más headbangers, con unas guitarras realmente explosivas.

The Messenger es el primer tema de esta grabación, en principio un heavy clásico con sabor new wave y poco a poco van metiéndole velocidad, combinando de forma muy atractiva los riffs heavys con otros más contundentes y oscuros, una mezcla que funciona muy bien, le mete mucha energía al tema. Además, como os decía, practican un estilo que de buenas a primeras te suena a material clásico al estilo de bandas como los franceses Adx, Sortilege o los americanos Griffin, Brocas Helm. La vocalista cumple con lo que esperas de este tipo de bandas, agudos y voz con actitud, pero sin duda el protagonismo se lo llevan los hachas con solos a barullo que te harán disfrutar de lo lindo.

Wrath Of Steel es un speed metal donde meten partes heavys que le dan el toque más pausado y melódico al tema. En este caso la producción por momentos no es muy clara y se forma un poco de batiburrillo, sobre todo con las guitarras, intencionado o no lo cierto es que desluce un poco el tema. Un tema que como es habitual con esta banda se caracteriza por ser largo y con muchas partes de guitarra y ritmos diferenciados, gorgoritos y melodías, no se puede decir que no se trabajen los temas, como se puede apreciar por la duración de los mismos, pero son de ese tipo de canciones que no se te hacen largas, las disfrutas de principio a fin.

The Curse Of The Dead Star tiene un arranque lento y muy teatral, oscuro y con el bajo dimensionado. Una intro que da paso al cambio de ritmos y los riffs speed característicos, speed metal crudo y deliciosamente cavernícola al estilo de bandas como Atlain o los primeros Angel Dust o Stormwitch, regusto gótico en algunas partes de las guitarras que le dan ambientación al tema sin bajar en ningún momento la velocidad. De regalo en esta edición vinilo una versión de los Brocas Helm que suena tan bien como siempre, como suele pasar con los grandes, y que ellos interpretan sin que pierda sabor.

Ya llevan unos dos años de existencia, y estos Chevalier es de esas bandas que de principio te enganchan, tienen carisma, los guitarras son realmente emotivas y el resto del grupo los arropa de maravilla, ya va siendo hora de que entreguen su primer larga duración.

jueves, 7 de febrero de 2019

Twisted into form (by Forbidden)


RYLOS - Solarworks pt. 1 (2018)



1.Leaving Earth
2.Super-Duperstore
3.Celestial Rendezvous
4.Meltdown
5.Funbusters
6.Interstellar Explorer
7.Last Days of Autumn
8.A Place to Call Home
9.Beneath the Iron Stars
10.Unnamed Suns

Mikko Heino - Vocals
Jukka Vehkala - Guitar
Matti Sorsa - Bass
Misca Muhli – Drums

Tercer album a cargo de esta banda, para publicación después del verano, van a disco por año, el primero en 2016. Como comprobarás no son la banda más original del mundo y tirán de un sonido facilón de corte centroeuropeo.

Leaving Earth es un heavy power melódico que recuerda a los conocidos Axxis, la voz del cantante tiene bastantes matices similares de hecho, sobre todo en los agudos, no sé si es intencionado o no pero ahí están. Tema simple como una cuchara con el estribillo como eje fundamental del mismo.

Super-Duperstore tiene más carga de groove, también más gorgoritos y una marcha más, sonido más power con sus melodías y la influencia de los Edguy como una somrba muy alargada y un toque macarrilla. Celestial Rendezvous es una balada pero el estilo es el mismo que en el anterior, explorando su parte más comercial y melódica, aún así es el tema más atractivo hasta ahora.

Meltdown es un medio tiempo sin complicaciones de ningún tipo, un par de riffs, melodías y a repetir el estribillo. Funbusters es un hard rock con más potencia en el bajo pero manteniendo el mismo enfoque comercial que en el resto del disco, los estribillos tampoco son de esos que te marquen, final con riffs melódicos a lo Maiden. Más de lo mismo en Interstellar Explorer, le falta adrenalina y algo que haga explotar el tema, otro punto flojo es que para ser una banda de este palo los solos o bien brillan por su ausencia o no son nada espectaculares.

Last Days of Autumn es un power plano y acaramelado, A Place to Call Home es de lo más interesante del disco a pesar de ser uno de los temas menos potentes, meten un poco de alma soul, con pop rock y le cambian el chip a la dinámica del disco, al menos suena diferente y tiene su punto de frescura. De nuevo, el vocalista me sigue sonando demasiado a clon de Tobias o de Bernhard Weiß.

Heavy a lo Axxis en Beneath the Iron Stars, sigo echando en falta más explosividad en las guitarras y en especial en el tema de los solos. Lo mismo pasa en Unnamed Suns, los riffs como la parte más destacable del tema. De esos discos que se escuchan fácil pero que tampoco llaman la atención y van perdiendo interés como la gaseosa, realmente faltan puntos de motivación para el oyente.

Feeling: 2/5
Originalidad: 2/5
Producción: 4/5
Técnica: 2,5/5

Puntuación: 4,5/10