Translate

domingo, 23 de diciembre de 2012

La Isla de Pascua o Rapa Nui


Es en mi opinión, uno de los lugares más mágicos del planeta, a pesar de todo lo que la civilización conlleva y le haya restado de atractivo. El misterio que rodea a la isla, sus orígenes, sus gentes y, cómo no, las efigies impertérritas e impasibles de los moai, hacen de esta isla chilena un lugar de culto y de visita obligada.




Historia

Hay diversas teorías sobre el pasado de la Isla de Pascua, lo que contribuye a alimentar el misterio que la rodea. Para los pobladores, su historia se explica a través de la tradición oral y la mitología. Ella cuenta que el ariki (rey) Hotu Matu’a, junto a su hermana la ariki Vi'eAva Rei Púa y a otros 100 hombres, partió de su tierra natal Hiva en el siglo IV d.C. guiado por indicaciones del consejero real Haumaka. Así, a bordo de dos embarcaciones llegaron a Te Pito o te Henua, que significa “El ombligo del mundo”, el centro espiritual de la cosmovisión polinésica. De acuerdo a la leyenda, el ariki Hotu Matu’a estableció la organización social y religiosa de la comunidad determinando las normas de parentesco y descendencia y la construcción de de las viviendas y monumentos.

Los moai son sus principales símbolos y se alzan alrededor de los 250 altares ceremoniales o Ahu. Junto a los petroglifos grabados en las piedras volcánicas, estas bellísimas esculturas megalíticas representan la riqueza de la ancestral cultura rapa nui. En ellas se reflejaban las imágenes de sus antepasados que pasaban a presenciar todas las ceremonias del pueblo.



En los siglos XVI y XVII se inició una crisis social que generó nuevas guerras tribales y la decadencia de la cultura moai. Al no haber casi testimonios escritos, parte de esta historia ha pasado a un enigmático olvido.

Por su parte, las investigaciones antropológicas y arqueológicas comprobaron que grupos del sureste asiático habrían migrado a la Melanesia y la Polinesia ocupando la mayoría de las islas de Oceanía hasta los límites de este territorio insular: Hawaii, Nueva Zelandia e Isla de Pascua. Las travesías se habrían realizado en canoas dobles de 30 metros de eslora y más de 8 metros de altura y el poblamiento de Rapa Nui habría sido en el año 300 d.C.

En 1772, cuando el holandés Jacob Roggeween arribó a las islas el día de Pascua de Resurrección, se habría iniciado el contacto de los habitantes de Rapa Nui con el resto del mundo y es a partir de este año que empieza a haber registros escritos de su cultura.
En los años posteriores, las expediciones y la piratería dejaron un saldo negativo para la cultura rapa nui, sobre todo el contrabando de esclavos hacia el Perú en 1862 y 1863 para trabajar en las guaneras, principalmente.

Asimismo, las misiones evangelizadoras provenientes de Tahití y Chile en 1864 iniciaron formalmente el proceso de aculturación de los isleños, al reestructurar su sociedad según los cánones católicos. Es en esa época que desapareció la escritura jeroglífica rongo rongo, su lengua ceremonial y uno de los principales elementos de la antigua cultura rapa nui.

En 1888, Chile estableció la soberanía sobre la isla gracias a la labor del capitán Policarpo Toro. En un principio, este territorio se concesionó a una empresa ganadera para su explotación, lo que obligó a los pobladores a abandonar la pesca como principal modo de subsistencia y someterse a trabajos como agricultores y ganaderos.



Esta situación se comenzó a revertir paulatinamente a partir de 1917, cuando la administración del territorio insular pasó a la armada de Chile. En la década del ´30 se inició la actividad turística en la isla como una nueva forma de subsistencia afianzando la salida de la Compañía Ganadera y en 1935 se la declaró Parque Nacional y Monumento Histórico. En ese mismo año, los isleños adquirieron los derechos sobre su propio territorio cuando se formó el primer gobierno municipal y pasó a ser departamento de la provincia de Valparaíso.

En la actualidad, con más de 3.600 habitantes, la isla de Pascua está marcada por el desarrollo turístico y las investigaciones científicas, entre ellas la arqueología, que realiza importantes avances en el conocimiento histórico y social de la isla. Los estudios comprueban que si bien la cultura Rapa Nui está ligada a la Polinesia, su estado de aislamiento permitió desarrollar un sistema de creencias propio y auténtico que no se puede observar en ninguna otra cultura.


Los Moai

Han sido muchas las teorías que tratan de explicar la presencia de estas moles gigantescas en la Isla de Pascua. Cómo es posible que unos hombres sin apenas medios materiales pudiesen primero trabajar estas figuras a partir de bloques de piedra cortados de la montaña? Cómo pudieron mover hasta zonas muy distantes de la cantera estas figuras de varias toneladas de peso y cómo las pudieron levantar? Por qué unas están de pie y otras sin levantar? Por qué unas acabadas y otras no? Por qué las hay con sombrero y sin sombrero? Porque se alinean y miran al mismo sitio en el horizonte? 


    Moais con sombrero y pedestal

En fin, son preguntas enigmáticas sobre las que se han formulado muchas teorías. Las más rocambolescas, descartadas prácticamente, hablan de la internvención divina en la elaboración de los moai. Pero como digo, exploradores y arqueólogos posteriores han hecho hallazgos e investigaciones que permiten una explicación más apropiada y creible. 



Algunos sitúan el origen de los moai en Perú o en zonas del continente sudamericano, del que provendrían los primeros habitantes de la isla. Allí aprendieron el arte de los moai y de hecho hay similitudes más que evidentes con figuras encontradas en esas otras latitudes. Por otra parte, los moai pueden ser muy posiblemente un tipo de veneración ancestral, como existe en todas las culturas que adoran a uno o más dioses, es decir, la forma de expresar la fe y la admiración a lo divino. 



Podemos encontrar moais con su pedestal, otros con sombrero que obedecerían a una especie de rango o de jerarquía. Algunos se quedaron a medio hacer, muchos fueron descubiertos en excavaciones, se cuentan por cientos. Las sucesivas expediciones arqueológicas fueron haciendo nuevos hallazgos y elaborando teorías, incluso algunos de estos investigadores llevaron a cabo casos prácticos para demostrar que los moais podían ser obra humana, ejecutando insitu, con los propios habitantes de la isla, su talla, desplazamiento y elevación de la figura, con un éxito total. Especialmente relevantes son las expediciones noruegas.



Según se puede deducir en algún momento de la historia la obsesivas ganas de construir las estatuas les hizo tener que talar todos los bosques con lo que se provocó un enorme desastre ecológico, cuando las aves se marcharon y los animales no se reproducían por la escasez de alimentos, todo el hábitat de la isla se consumió llevando a los pobladores de la isla de Rapa Nui a la escasez de alimentos, lo que provocó disputas entre las tribus de la isla incluso se cree que pudieron llegar al canibalismo. La situación dispersa de las estatuas hace pensar que en el momento de ser abandonadas pudieron estar siendo trasladadas a alguna aldea de un lado a otro de la isla, sorprendiéndoles una guerra en medio del traslado por lo que se quedaron abandonadas y los siglos, las lluvias y los sedimentos hicieron el resto tapando parte de las estatuas, dejando tan solo la parte de lacabeza al descubierto.



Se tiene constancia que para construir estos "monumentos" aparte de acabar con todos los arboles, se llego a remover montañas enteras para la sacar los bloques de piedra que luego debieron de ser minuciosamente tallados, con lo que el mas minimo error pudo significar tener que sacar un nuevo bloque de piedra, por este motivo se cree que la geografía de la isla no es la misma que antes de empezar el trabajo de los moais.

En defeinitiva, una historia apasionante sobre la que leer en múltiples libros publicados, aunque ojo, no todos con la misma base científica. 


Turismo  

Para bien o para mal, los habitantes de la isla, loque serían hoy los nativos o descendientes de aquellos, viven del turismo. Se ha perdido una gran parte de la cultura de estas gentes, incluso no se esta seguro de cómo se produjo la extinción de la era de los moais, aunque los datos apuntan a una guerra entre tribús rivales. Arqueólogos han encontrado una especie de gran trinchera con fines claramente defensivas, además de multitud de cuevas subterráneas, algunas de acceso harto complicado, que servirían de refugio para la familia en caso de guerra. Cuevas en las que se han hayado figuras talladas y otras artesanías. Una historia apasionante mírese por donde se mire. 


    La ciudad al fondo

    Calle en Hangaroa, la ciudad


   Hotel en la isla


   
Si usted está pensando en visitar la isla de Pascua, sepa que va a disponer de hoteles, de 4x4, de caballos, de actividades organizadas, de buceo y otras muchas cosas que se suelen ofrecer en cualquier destino turístico. Eso sí, pocos sitios pueden ofrecer la magia de sentarse al raso, contemplando las estrellas a la luz de la luna bajo la atenta mirada de un moai, rodeado de la inmensidad del océano y de siglos y siglos de historia misteriosa y viva. 


   El mirador de Rano Kau, sobre el volcán de la isla


    La caldera de Rano Kau
    


     Una belleza singular


Programa del gran J.J. Benítez para la televisión, perteneciente a una serie de documentales que hizo en su día sobre lugares y misterios del planeta, le dedicó un capítulo a la Isla de Pascua. La serie se conocía como "El Planeta Encantado", no tiene desperdicio:



2 comentarios:

  1. muy buena entrada si señor, me alegro que retomes la sección viajes.

    ResponderEliminar