www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

miércoles, 19 de febrero de 2014

Democracias obsoletas

Democracias obsoletas, eso es lo que tenemos que vivir y sufrir en muchos países hoy en día, por no decir en todos. Si echamos la vista sobre los luctuosos sucesos que acontecen a lo alrgo y ancho del planeta nos daremos cuenta de que, necesariamente, hay que hacer algún cambio en los sistemas democráticos, en las estructuras y los mecanismos de funcionamiento de los mismos, porque ya no responden a las demandas de las sociedades actuales y porque existe una cosa que se llama Internet, que antes no había, que marca la diferencia ostensible entre vivir en el ostracismo y la ignorancia y  conocer los entresijos de lo que va pasando en cualquier parte del mundo de manera instantánea.

En Ucrania el pueblo se levanta en pie de guerra, hay revueltas y represión por parte del gobierno, con el uso disuasorio, creen ellos en su brutalidad, de las fuerzas públicas. Y hay muertes. El fantoche en el gobierno se jacta de que defiende el orden democrático, mientras la UE, tarde como siempre, le llama a capítulo y dice que esto no puede continuar por ese camino. Blablabla...

En Venezuela, donde el proceso electoral está amañado de antemano, una proporción de descontentos cada vez mayor se echa a la calle clamando en contra de Maduro. De nuevo el dictador, con la amenaza de la fuerza, dice que no consentirá que unos pocos distorsionen la vida de la mayoría. De nuevo volvemos a ver como se recurre a la democracia para legitimar cualquier tipo de tropelía y fraude por parte los poderes públicos. Y se recurre, al igual que en Ucrania, al manido argumento del radicalismo. Son unos pocos exaltados, unos pocos radicales que no representan a nadie (igual que el dictador, que tampoco representa a nadie).

Y se les llama democracias. Al igual que en España. Aquí también se le llama democracia cuando un partido como el PP gana unas elecciones con mayoría absoluta y gobierna para unos pocos, fríen al pueblo a impuestos, derogan leyes a su antojo e inventan las que les convienen, por la puerta de atrás si hace falta. Aquí no nos disparan, eso no, pero solamente porque los españoles somos un rebaño tranquilo y pacífico que solo ponemos los pies en la calle para ir al trabajo, a mendigar al Inem o donde sea y a beber unas cañas. Pero levantar la voz lo justo, para qué esforzarse. Por eso no nos disparan, pero así sufrimos la dictadura de la democracia, igual que el resto de los países, en silencio. La dictadura de unos señores que por el hecho de haber vencido en unas elecciones que favorecen a los partidos grandes, conscientemente, se creen con todo el derecho a hacer de este país su casa y su patio. Sacan a pasear a sus perros (léase Wert, Montoro, Gallardón y otros) y ni siquiera limpian sus excrementos. Pero nadie les multa, porque la ley la hacen ellos. Nadie les evalúa, porque eso sólo sucede cada cuatro años. Nadie les puede poner de patitas en la calle.


Creo que es tiempo de dar un giro al sistema democrático. De hacerlo mucho más participativo. De que los gobernantes tengan que pasar reválidas cada cierto tiempo, mucho antes de que lleguen las elecciones y de que se les puedan pedir cuentas y, en su caso, acudir al despido fulminante. Deberían arbitrarse los mecanismos necesarios para que los gobernantes hiciesen mínimamente bien su trabajo y en caso contrario lo perdiesen, como ocurre en una empresa en un mercado competitivo. De existir un instrumento así, es más que posible que el señor Rajoy estuviese ahora mismo ejerciendo de registrador de la propiedad y no de calamitoso Preseidente. No hablo de cambiar un partido por otro, eso se llama moción de censura. Hablo de que los ciudadanos puedan en un momento dado destituir a un inútil que les lleva al precipicio, sin necesidad de esperar a que haya nuevas elecciones. Aquí, en Ucrania y donde sea. Si no vales, te vas. A la puta calle, como hacen en todas partes, hasta los de la Coca Cola de los cojones.

6 comentarios:

  1. Bravo, bravo....
    Totalmente de acuerdo.
    Yo te sigo, inicia la marcha....
    Aunque ya sabes que hoy en día despacito que voy con muletas jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues prepara un itinerario. Como nos va a llevar tiempo, diseña una buena ruta culinaria, ya de ir hacerlo a lo grande. Con paradas para dar a conocer nuestras reivindicaciones a las gentes de cada lugar.

      Eliminar
  2. Por encima estoy contigo. Por partes ya habría que matizar.
    La elecciones de Venezuela son tan democráticas como las de USA o España,por ejemplo.
    En Ucrania hay muchos intereses económicos por medio y tienen metido las narices Rusia, USA (como no!) la UE, China ( el gas que compramos a Rusia pasa por Ucrania).
    Y con esto no quiero justificar la represión y mucho menos las muertes. Pero ya sabes que la política es un patio donde todo vale.
    De España ya qué se puede decir!
    A mí también me gustaría ya más democracia participativa y directa.
    Bicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento Ohma, pero por una vez, sin que sirva de precedente, no estoy de acuerdo con todo lo que dices. En mi opinión Venezuela es una clara dictadura paramilitar maquillada por la pobre pantalla de las urnas, un proceso electoral que nace viciado desde el principio, por las presiones y las intimidaciones que hace el gobierno de turno con el uso de la fuerza. Y por desgracia sólo hay que ver estos días las proclamas de ese borrego en el poder contra su propio pueblo y aquellos que se atreven a levantar la voz, intimidación constante y absoluta mediante el uso de las armas, con muertes de por medio y acusaciones increíbles.
      En cuanto a Ucrania, está claro que hay mchos intereses económicos, pero y en qué país no los hay? Los gobiernos callan ante las atrocidades del imbécil venezolano por puro interés económico. Aquí sin embargo está el enfrentamiento entre el bloque europeo y yanqui frente a los rusos. Pero a lo que iba en mi escrito: el señor Yanukovich tiene desde hace mucho tiempo al pueblo en su contra, acaso se ven manifestaciones en su defensa? No. Pero sí en su contra desde hace meses, incluso miembros de su propio partido le han retirado su apoyo o se han salido del gobierno. Sin embargo el tío no cae de la burra y se entronca haciendo oídos sordos a la voz del pueblo, y lo que es peor, haciendo uso de la fuerza y llevando al país cada vez más cerca del precipicio, va camino de convertirse en el nuevo Chaichesku.
      En conclusión, me reafirmo en mi idea de que el pueblo debe contar en un régimen que se considere mínimamente democrático con los resortes suficientes para desalojar del poder a garrapatas belicosas como Maduro o Yanukovich. Pero no hace falta que el tipo en el gobierno sea un genocida para poder hacer uso de esos intrumentos. Con que haga tanto el burro como nuestro Presidente, y durante tanto tiempo (todos tenemos derecho a equivocarnos de vez en uando), es en mi opinión condición necesaria y suficiente para relegarlo de su cargo y poner a otro señor en su lugar, aunque sea del mismo partido.
      Un abrazo

      Eliminar
  3. me recuerda a la dictablanda de berenguer, una dictadura disfrazada de democracia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo triste es que en décadas de supuesta democracia no hemos avanzado ni un metro. La democracia pide refinamiento y modernización a gritos.

      Eliminar