www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

miércoles, 26 de marzo de 2014

Clive Cussler - the storm (la tormenta)


Clive Cussler se ha hecho famoso gracias a la edición de multitud de novelas dentro del más puro género de aventuras. Creo que perfectamente se podría decir que es el Vázquez Figueroa americano. Esta que acabo de leer es un claro ejemplo, acción trepidante, sin pausa, de pasar una hoja tras otra. Libros de fácil consumo que, contra lo que dicen algunos finolis de la literatura o que se van de entendidos o intelectuales (normalmente lo que ocultan es algún tipo de complejo severo o simplemente la insana envidia porque no se comen un colibrí con sus libros de alta literatura plomiza), yo estimo que son necesarios como el comer o respirar, para ciertos momentos de nuestra existencia o para ciertos días, por no ser tan metafísico. Son libros de los que al cabo de una semana no recordaremos ni el título ni el nombre de los personajes, y qué? Son necesarios porque nos distraen y nos abstraen de la patética realidad de España y del mundo en general, igual que cuando uno va a ver una peli al cine no espera salir siempre diciendo que es una obra maestra sino por lo menos que se ha divertido, al menos eso pienso yo.

Pues bien, en ese sentido el señor Cussler cumple satisfactoriamente y nos ofrece diversión a raudales. Normalmente los personajes son planos como lenguados, la mayoría cabría decir. Ahora bien, como sus novelas de aventuras giran entorno a personajes que se repiten (los buenos), esos sí que los tiene un poco más pulidos y después de mitad de libro podemos augurar como se comportarán o lo que dirán.

La peor parte se la lleva la filosofía egocéntrica de las barras y estrellas, pero eso es algo bastante habitual en los productos que nos vienen del otro lado del charco, porque forma parte de su cultura y su autoestima.

Sinopsis: 
Durante una expedición de NUMA para tomar muestras de agua en el océano Índico, un miembro de la tripulación vislumbra una mancha negra brillante que parece petróleo. De repente una multitud de partículas negras les ataca como si se tratara de un ejército de hormigas. El barco se enciende en llamas y no quedan supervivientes.

Kurt Austin, Joe Zavala y el resto del equipo de operaciones especiales se encargan del caso. La investigación, que empieza con un examen de los restos carbonizados del barco, revela un retorcido plan: llegar a dominar la meteorología del planeta para matar a millones de personas. La cuenta atrás ya ha empezado y quedan muchas preguntas sin responder: ¿Quién se encuentra detrás de esta trama criminal? ¿Podrán Kurt Austin y sus hombres salvar al planeta?

4 comentarios:

  1. tú lo has dicho, este tío es el vázquez figueroa americano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, me tienes que pasar alguno de Figueroa, que hace tiempo que no leo nada suyo, y sé que has comentado alguno en tu blog.

      Eliminar
  2. completamente de acuerdo con lo que dices. un saludo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por pasarte por esta apartada cueva.saludos

    ResponderEliminar