www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

domingo, 9 de marzo de 2014

El pez gordo


Título original: The Big Kahuna
Año: 2000
Duración: 87 min.
País:  Estados Unidos
Director: John Swanbeck
Guión: Roger Rueff (Obra: Roger Rueff)
Música: Christopher Young
Fotografía: Anastas N. Michos
Reparto: Kevin Spacey, Danny DeVito, Peter Facinelli
Productora: Franchise Pictures pr. una prod. Trigger Street
Sinopsis
En un hotel de Wichita, en la última noche de una convención de empresarios, dos vendedores de una empresa de lubricantes industriales y un joven empleado de la misma se encuentran ansiosos a la espera de poder cerrar un cuantioso trato con un importante empresario, un "pez gordo" como les gusta denominarlo, pues todo indica que podrán escalar en la empresa si cierran el trato.


Una de esas pelis que no llenan las salas de cine ni venden miles de dvds, pero que para mi son bienvenidas puesto que se salen un poco de lo trillado, de los guiones de siempre. Para empezar la puesta en escena es peculiar, planos muy largos, de minutos, sin moverse de la misma habitación en la que empieza la hostoria, no en vano está inspirado en una obra de teatro, en ese sentido me recuerda mucho a La Soga del gran Alfred, salvando las distancias.

Pero lo mejor de esta peli está en el guión, ingenioso y a veces realista y crudo como pocos, a veces filosófico y a veces un poco pueril. La historia transcurre básicamente entre tres compañeros de trabajo, vendedores de profesión, que se encuentran en un hotel para tratar de hacer una gran venta a una de las empresas más importantes. Con ese telón de fondo, Kevin Spacey y DeVito pondrán al pánfilo de su joven compañero en antecedentes de lo que es la vida, de las miserias del ser humano, de los desengaños que el tiempo nos trae y de lo que en su opinión vale la pena en esta vida.


Hay ciertas reflexiones muy buenas a lo largo de la cinta, otras no tanto, como aquellas que suenan más a slogan comercial, puro marketing, como el vive la vida cada segundo y todas esas polleces que nos tratan de meter en la cabeza, diciéndonos como debemos vivir. Pero sí que hay reflexiones más profundas, sobre todo las que hacen referencia a la naturaleza del ser humano. Mención especial merece el discurso final de DeVito, sentido y de calado, una revelación en un actor al que tenía catalogado sin salida dentro del género de la comedia.

Una película corta, que se pasa enseguida y merece mucho la pena verla, aunque solo sea para quedarse con un par de ideas sobre las que después mantener una conversación con los amigos.

Secuencia de una de esas conversaciones entre los dos amigos:
https://www.youtube.com/watch?v=l5n7b3HME1Y

2 comentarios:

  1. de estas que te hacen pensar, efectivamente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Da para unas cuantas reflexiones y admite repetidos visionados, lo cual dice bastante en su favor

      Eliminar