www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

lunes, 24 de marzo de 2014

Muerte entre las flores


Título original: Miller's Crossing
Año: 1990
Duración: 115 min.
País:  Estados Unidos
Director: Joel Coen
Guión: Joel Coen, Ethan Coen (Novelas: Dashiell Hammett)
Música: Carter Burwell
Fotografía: Barry Sonnenfeld
Reparto: Gabriel Byrne, Marcia Gay Harden, Albert Finney, Jon Polito, J.E. Freeman, John Turturro, Steve Buscemi, Mike Starr, Richard Woods, Al Mancini, Sam Raimi, Frances McDormand
Productora: 20th Century Fox / Circle Films
Género: Cine negro. Drama | Mafia. Neo-noir. Crimen. Años 20
Sinopsis:
Año 1929. Entre dos amigos surge una gran rivalidad a causa del amor de una mujer. Leo, un gángster que domina la ciudad, y Tom, su lugarteniente, se enfrentan en una guerra abierta que desencadenará traiciones, conflictos políticos, corruptelas y escisiones internas.

Premios:
1990: San Sebastián: Mejor director (Joel Coen). Nominada a la Concha de Oro (mejor película)
1990: Círculo de Críticos de Nueva York: Nominada a Mejor actor de reparto



Peli de gangsters que es mucho más que eso. Es un canto melancólico a lo efímero de la vida y lo volátil de la condición humana, o por decirlo de otra forma, el egoísmo y las miserias de la naturaleza humana, a través de actuaciones soberbias de los protagonistas.

Como cualquier peli de mafias que se precie, refleja perfectamente las luchas internas dentro de cada clan, las luchas enconadas entre clanes adversos y la crueldad asociada a este tipo de “negocios”. Como la referencia al Padrino es inveitable, diré que mientras que aquélla hacía hincapié en el poder de la mafia, de la estructura del grupo, de la cohesión del clan, Muerte entre las flores pone el acento en las historias personales de sus protagonistas, que se mueven dentro de un mundo mafioso. En ese sentido, sí, es una peli de gangsters pero es sobre todo un relato de cómo salir adelante en el retorcido camino de la vida y lo que te vas dejando en cada esquina.


Buenos escenarios, estupendos decorados y ambientación y sobre todo un estupendo guión, con diálogos antológicos y escenas que trasnmiten toda la amargura de los protagonistas, sus sentimientos, sus penas, sus alegrías fugaces. Porque eso es lo que a mi me transmite la película, la idea de lo breve de los buenos momentos, somos navegantes en un mar picado que pocas veces se queda en calma y nos permite mirar por la borda oteando el horizonte mientras aspiramos el aroma de un buen cigarro.En ese sentido es una peli mucho más humilde que el Padrino, todo sucede a una escala menor, más modesta, pero es igualmente una obra maestra, con secuencias inolvidables.

Trailer:

2 comentarios:

  1. efectivamente es una obra maestra

    ResponderEliminar
  2. De ese tipo de pelis que uno echa de menos, porque ya no se hacen

    ResponderEliminar