www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

viernes, 16 de octubre de 2015

Absolva - never a good day to die (2015)


1.Disguise   05:05     
2.Killer Within  03:24     
3.No One Escapes    04:25     
4.The Light  05:03     
5.Never a Good Day to Die   05:05     
6.How Black Is My Heart?   07:19     
7.Transform  04:44     
8.No Tomorrow   04:11     
9.Warrior, Soldier    04:15     
10.Orphan of God   06:00     
11.All Alone  06:41

Chris Appleton  - Vocals (lead), Guitars (lead)
Martin McNee - Drums
Luke Appleton - Guitars (rhythm), Vocals (backing)
Karl Schramm  - Bass, Vocals (backing)


Ojo con estos Absolva que vienen pisando muy fuerte, y no son unos recién llegados. De hecho este disco de 2015 es el tercero de su carrera. Además, varios de sus miembros han tocado con Blaze Bayley y algunos también forman parte de los Fury UK. El enfoque de este “Never a good day to die” es un poco en esa línea, estos Absolva se mueven en la línea más clásica, aunque también tienen sus momentos de crossover y de fusión de estilos.

Pero sí, creo que lo que podría definir el estilo de Absolva más de cerca es Heavy Metal de la vieja escuela pero con un sonido muy actual, con uso de groove de vez en cuando pero también con limpieza y melodía a raudales. Con ritmos a medio tiempo, pero también con aceleraciones puntuales y cambios constantes. Su vocalista se puede decir que es un clásico del género, es el típico voceras que no te va a dejar con la boca abierta, lo suyo es sobre todo la sobriedad, pero es que lo hace todo bien. A mi me recuerda bastante al cantante de los Sanvoisen, mucha clase.

El disco arranca con Disguise, ritmos heavys de toda la vida, solos limpios y cristalinos, hechos por el libro, medio tiempo de abc, siguiendo todos los cánones clásicos, pero que ellos enriquecen y hacen especial gracias a un trabajo de guitarras encomiable e insaciable. Killer Within sigue en esa misma línea con brillantes aceleraciones.

No One Escapes es un medio tiempo, en modo Saxon, guitarras heavys, muy contundentes, solos brillantes. The Light introduce  ciertos aire progresivos, con unos riffs muy ingeniosos, un cierto rollo Symphony X mezclado con el clasicismo de unos Saxon, Judas.

Never a Good Day to Die es uno de los grandes temas del disco, todos tienen un nivel excepcional, pero este tiene ese punto de inspiración que lo hace especial. Una canción de heavy con rollo progresivo muy a lo Lethal, los hachas de este grupo son realmente soberbios, ya nos lo demostraron con sus composiciones bajo el grupo Fury UK y lo siguen haciendo aquí.

How Black Is My Heart? es otro de los temazos del disco, es una balada con trampa. Digo esto porque aunque mayormente se mueve en tiempos muy lentos, tiene por medio un cambio y una aceleración brutales. El inicio es muy a lo Guns and Roses, lo mismo que el final, con un solo de guitarra con gran feeling, para luego meterse en un tiempo muy hardrockero clásico, a lo House of Lords. La culminación de este gran tema es el cambio de ritmo con un solo de lo más rutilante.

También tenemos temas con riffeo muy a lo Maiden como son No Tomorrow y Warrior, Soldier, mientras que Orphan of God es un hard’n heavy a lo Dokken con uno de los mejores punteos del album, que va ganando en velocidad a medida que se acelera la base rítmica. Y se cierra el disco con All Alone, que respira aires clásicos por los cuatro costados.

En definitiva, que estos Absolva no te van a descubrir un nuevo mundo, pero todo lo que hacen está perfecto, con un nivel técnico a la altura de los mejores, un disco para disfrutar una y otra vez, de esos que no aburren nunca.

Puntuación: 8,5/10

4 comentarios:

  1. Todos tus comentarios y las comparaciones me dan ganas de disfrutarlos... como un elixir como la absenta o también apodada "Diablo Verde"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La absenta sí, un potentisimo licor, como la música de estos ingleses

      Eliminar