www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

jueves, 15 de octubre de 2015

Cage - ancient evil (2015)


1.There Were Others    00:45     
2.Ancient Evil        05:16     
3.Behind the Walls of Newgate    04:34     
4.The Procedure     04:46     
5.The Appetite     05:20     
6.Cassandra     04:17     
7.Blinded by Rage    05:46     
8.Tell Me Everything   00:54     
9.The Expedition   05:25      
10.Beholder   05:35     
11.I Have Awakened    01:43     
12.Across the Sea of Madness  05:48     
13.To Save Love     01:52     
14.Christ Protect Me  00:58      
15.Sinister Six   04:22     
16.Symphony of Sin  06:03     
17.The Antidote     05:00     
18.Tomorrow Never Came   06:25     
19.It Can’t Be   00:42   

Dave Garcia  - Guitars
Sean Peck - Vocals
Sean Elg  -  Drums
Casey “The Sentinel" Trask - Guitars
Alex "The Captain" Pickard  - Bass


Activos desde el 92 y este es su séptimo album de esudio. Vamos, que a estas alturas es un grupo bien conocido a nivel internacional y que no necesita presentación. Su sonido siempre se ha movido entre el heavy y el power metal, de estilo americano, es decir con guitarras muy potentes y menos melódicas de lo que suele ser al uso en Europa, así como con ritmos más pesados.

Lo primero que sorprende es que el disco tiene 19 temas! Bueno, no sorprende tanto, porque “Hell Destroyer” tenía 21… Por supuesto, muchos son instrumentales cortas  o tipo intro, seis en concreto, con lo cual nos quedarían 13 temas, que ya es una cifra más razonable. De todas formas ese es para mi uno de los principales puntos débiles del disco, puestos a poner pegas, y es que se hace un pelín largo, y eso que no baja la intensidad en ningún momento, vaya eso por delante.

Estos Cage en cuanto a estilo pues siguen sonando a lo que nos tenían acostumbrados desde siempre, no hay grandes sorpresas, aunque si diría que recuperan un poco la contundencia de los primeros tiempos, en el sentido de que la mayoría de los temas son muy directos, a cañón. El señor Sean Peck está sencillamente espectacular a lo largo de todo el disco, uno de los mejores cantantes de heavy y power del momento, sin duda alguna. Y además es que está a tope de trabajo, recordemos que ha participado este mismo año en el disco de Denner/Shermann y en el de Death Dealer con Ross the Boss, no se pierde una fiesta.

La base rítmica es muy potente y se pasa la mayor parte del tiempo y de las canciones en ritmos power, a veces, en contadas ocasiones, baja un poco el ritmo, en onda heavy, pero no es lo que predomina. Y las guitarras están a un gran nivel, siempre entragando riffs muy poderosos y solos de calidad, contundencia sin contemplaciones, sin que falte un poco de melodía.

El disco es un trueno aunque también hay que decir que los temas mantienen en su mayoría una uniformidad que hace que el disco, unido a la cantidad de temas que tiene, se alargue un poco en exceso, creo que ganaría con tres o cuatro temas menos, aunque también es cierto que sería difícil descartar cualquier canción porque todas son muy potentes y están a muy buen nivel.

Entrando un poco en los temas, el comienzo no puede ser más arrollador, There Were Others es uno de los temas más potentes del disco, empieza como un puño después de una breve intro y no afloja en ningún momento. Peck está exultante y lo da todo, no se guarda nada, tonos graves y unos agudos imposibles, una voz arrolladora. Es un tema donde prima la velocidad, una base muy power, y una guitarras muy potentes sin excluir melodía que le da muy buen tono a la canción, unas de las mejores del disco.

Ancient Evil baja un poco el pistón de batería y bajo a una cadencia power/heavy, con unos riffs muy melódicos y con mucho gancho. Otra de las cosas que sorprende en este disco es que, a diferencia de anteriores entregas, en este apenas encontramos pausas o paradas, casi todas las canciones empiezan  y acaban a pedal sin rebajar el ritmo. Uno de los pocos temas que se salva de ese patrón es The Expedition o The Appetite que tiene una semiparada, ya que no llegan a ralentizar del todo.

Otro tema que destacaría es Across the Sea of Madness, con un comienzo un tanto doom y luego unos riffs heavys a lo Judas Priest que son demoledores, a pesar de que la base rítmica es la misma que en casi todos los temas, un auténtico temazo.  To Save Love es un medio tiempo, el único del disco, donde Peck ofrece una mayor variedad en las voces, con distintos registros un poco a lo King Diamond, otro de los temas destacados. De ahí hasta el final si que vuelven a pisar el acelerador a tope y ya no levantarán el pie.

En definitiva, un disco que no baja el pistón, con calidad, con mucha pegada y con un vocalista de élite, demasiados elementos para que el disco no sea un éxito.

Puntuación: 8/10

2 comentarios:

  1. espero las palabras de Peck cómo agua de mayo

    ResponderEliminar
  2. Peck va a acabar de mi hasta los huevos jajajajaja

    ResponderEliminar