www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

jueves, 22 de octubre de 2015

Powermad - infinite (2015)


1. Army Of One
2. By A Thread
3. Forest
4. My Day Of Demons
5. Souls Descending
6. I Am Infinite
7. Hypocrite
8. An Imperfect Day To Die
9. The Earth Is Turning Without You
10. Irrelevant

Joel Dubay – vocals, guitars
Todd Haug - guitars
Jeff Litke - bass
Dirk Verbeuren - drums


Aquís están de nuevo los Powermad, banda de culto donde las haya. Su único disco, el fantástico "Absolute Power" les dio un lugar de honor en las páginas de la historia del Metal, un disco que se podría catalogar de power usa hecho con la gorra, de energía desbordante. Veamos si este regreso está o no a la altura de ese gran legado.

Powermad son una combinación entre Thrash y Speed Metal dispuestos sobre una espesa capaz de Power Usa, quizás una de las bandas que tendría un sonido similar son los míticos Liege Lord, los del eterno Master Control. Por cierto, a destacar que es una vuelta con el lineup de lujo, no es un apaño para aprovechar el buen cartel del grupo.

Despegamos con Army Of One, un corte muy potente, con blast beats en la base rítmica, guitarras veloces y una voz de romper los tímpanos. By the Thread es un medio tiempo con bastante groove, sigue sonando con mucha fuerza y además tiene un buen solo.

Forest sigue en vena thrasher, riffs cruzados, otro tema muy directo. Se constata ya por donde van los tiros con este nuevo disco, algo que corroboramos echando un vistazo a la escasa duración de los temas, que ronda los tres minutos por lo general. Parece que han tratado de hacer un album con una pegada descomunal, directos, sin rodeos. Y eso está bien, pero también tiene su contrapartida negativa y es que la melodía y los estribillos pegadizos de antaño se han perdido un poco por el camino. Además, eso contribuye a que los temas sigan más o menos la misma línea, se pierde frescura.

My Day Of Demons es uno de los mejores cortes del disco, además de uno de los más rápidos. Como viene siendo habitual, la base rítmica cobra protagonismo y los riffs parece que le ganan la partida en cuanto a composición a los solos. Un tema a cañón.

I am Infinite tiene fuerza y crudeza, pero le faltan esos destellos o arreglos que hacen de un tema algo especial, no me acaba de matar. Otra de las cosas que se echa mucho en falta son los punteos de antaño, apuestan por un metal más moderno, si se quiere llamarlo así, y para mi dejan fuera cosas tan importantes e incisivas como los solos que nos regalaban en el "Absolute Power".

A Imperfect day to Me, en ese sentido, es un poco diferente, es un medio tiempo, solos limpios, un poco lo que te esperas de los Powermad de siempre, pero que por desgracia no es lo que abunda en el disco. Lo que sí tenemos es caña para dar y tomar, pero para paladares exquisitos esto se nos queda muy corto, sobre todo teniendo en cuenta el pasado glorioso de estos americanos. Eso sí, después de tantos años pues no es nada raro, es más, suele ser lo habitual que el disco de rertorno no sea la bomda. Este de los Powermad no es la excepción, aunque no está mal.

Puntuación: 6/10

4 comentarios:

  1. powermad.... lo que prometía este disco, cumple pero no tiene magia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me esperaba mucho más, pero es lo que hay y a otra cosa

      Eliminar
  2. El palanquin por favor y esa mirada abajo

    ResponderEliminar