www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

jueves, 5 de noviembre de 2015

Thybreath - where the gods fall (2015)


1. Dark Playground
2. The Bogeyman
3. Deceit and Letdown
4. No Redemption
5. Frozen Inside
6. A Drill in Your Brain
7. Until My Last Breath
8. Broken Lives
9. Where the Gods Fall
10. The Plague

Víctor Camargo - vocals
Miguel López - drums
Iván Garrido - guitar
Pedro Alobera - bass


Thybreath es una banda de Madrid que con "Where the Gods Fall" lanza su segundo album al mercado, el primero era de 2013. Ellos se mueven dentro del Thrash, un estilo que está viviendo una auténtica oleada revivial desde hace un tiempo, con bandas nuevas y otras del pasado que vuelven. Thybreath pone a nuestra disposición un Thrash Metal con fusión de estilos, algo que tampoco es tan raro hoy en día.

La intro es bastante curiosa, para lo que se estila, con voces infantiles, un rollo un tanto retro que recuerda a tiempos pretéritos. Acto seguido nos atacan con The Bogeyman, un medio tiempo donde ya se pueden sacar ciertas conclusiones. Por ejemplo, referente al vocalista, Víctor Camargo usa voces guturales, potentes y que encajan muy bien en el sonido del grupo, pero también con inserción de voces limpias. El tema es pegadizo, con buenas aceleraciones y una estupenda forma de comenzar el disco.

Deceit and Letdown recurre al groove y a ciertas dosis de oscuridad, me recuerdan a los Sepultura de antaño. Y No Redemption va por los mismos derroteros, otro medio tiempo pero con mucha fuerza. Lo bueno de estos madrileños es que van introduciendo elementos diferentes a lo largo del disco y consiguen hacerlo muy fluído y ameno. Por ejemplo, Frozen tiene unos coros que se podrían tildar incluso de Power Metal, además de un riff excelente.

A Dryll in your Brain es un tema más tenebroso, con tiempos lentos, pero con una base rítmica que hace un trabajo realmente espectacular, de nuevo los coros tienen su importancia en este tema y los riffs siguen siendo de lo más acertado. Como podemos apreciar a estas alturas, una de las cosas buenas de este disco es que mantiene la intensidad en todo momento, no hay tiempo para hacer zapping o levantarse a pillar unas patatuelas, porque te lo pierdes.

Until My last Breath se inicia con acústicas pero como era de preever acaba como el rosario de la aurora, con un cambio de ritmo de esos que hacen temblar el planeta, quizás en este caso el estribillo no me pega tanto con lo que es el resto del tema. Broken Lives tiene un riff central a lo Pantera que lleva el tema en volandas, también melodía y excelente ejecución en los ritmos. Where Gods Fall también se basa en un riff demoledor. En conclusión, un disco muy equilibrado, de Thrash que toca palos de otros estilos, con temas que entran fácil. Para llevar dos discos está más que bien, quizás lo que me espero en el futuro es que todavía perfilen más los temas y nos entreguen composiciones todavía más elaboradas pero con una pegada como la que ya tienen, pero eso es otra historia, de momento hay que disfrutar de este album.

Puntuación: 7/10

2 comentarios:

  1. siempre descubriendo bandas ibéricas, estás fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Explorando el metal nacional, otro buen grupo

    ResponderEliminar