www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

jueves, 5 de mayo de 2016

Assassin - combat cathedral (2016)


1. Back from the Dead
2. Frozen Before Impact
3. Undying Mortality
4. Servant of Fear
5. Slave of Time
6. Whoremonger
7. Cross the Line
8. What Doesn't Kill Me Makes Me Stronger
9. Ambush
10. Word
11. Sanity from the Insane
12. Red Alert

Michael Hoffmann: Guitar
Scholli: Guitar
Joachim Kremer: Bass
Björn: Drums
Ingo Bajonczack: Vocals

Los Assassin están de vuelta después de cinco años de silencio. Los de Düsseldorf están activos desde 1983, ya llovió, las hojas del calendario se volvieron amarillas y por el camino cayó mucha gente pero el legado que dejó está banda está más vivo que nunca.

¿Quién no recuerda The Upcoming Terror? Su álbum de debut de 1986 es uno de los 10 mejores álbumes del Thrash alemán de todos los tiempos. Bajarón el listón con su segundo trabajo, el Interstellar Experience, para separarse por primera vez en 1989.

La banda volvió en el 2002, en el 2005 editaría el irregular The Club, y en el 2011 llegó Breaking the Silence, un álbum que les delvovió al buen camino. De la formación original sigue su dupla de guitarristas, Micha y Scholi, que son los que le ponen la salsa a los temas y siempre dotaron de personalidad a esta banda que se caracterizaba por sonar como un trueno.

Este nuevo álbum supone el debut de su nuevo cantante Ingo Bajonczack, el cual por cierto, supera la prueba con nota. Procede de los Supersoma, una banda de Stoner/Doom y tenía curiosidad por escucharle en un registro completamente diferente, me gusta su versatilidad y no lo tenía precisamente fácil, tenía que cubrir el hueco dejado por Robert Gonella, que no es que fuera un cantante top, pero es que es un tipo con una personalidad arrolladora y este es el primer trabajo de la banda sin él.

Combat Cathedral saldrá editado por SPV el 20 de mayo y mi consejo es que pongas este álbum a todo volumen, porque estamos ante uno de los álbumes más atronadores de Thrash de los últimos tiempos.

Back from the Dead tiene un sonido impactante, hacía muchísimo tiempo que no escuchaba un sonido tan pulido, genial producción del álbum. La batería de Björn suena como un martillo, los coros aportan garra a un estribillo agresivo desde el primer momento y no falta el solo acelerado y alocado a lo Exodus, Thrash old school desde el primer momento.

Frozen Before Impact es un medio tiempo que se acaba acelerando pero tiene frescura, garra y una atmósfera más elaborada que en la del primer tema, me gusta la base rítmica y ese toque tan punk y de nuevo el solo en la parte final y también acelerado.

La cosa se pone todavía más seria con Undying Mortality, uno de los mejores cortes del álbum, un riff doblado adictivo y de nuevo ese sonido aplastante por parte de la batería.... es lo que marca la diferencia, el trabajo de la base rítmica es tremendo, aceleraciones asesinas y amenaza seria para el oyente de que se le salten los tímpanos, cambio de ritmo en la parte final para introducir un medio tiempo donde se cuelan los estribillos clásicos con coros.

Servant of Fear me recordó mucho a aquellos tiempos de la Bay Area, una intro oscura y acústica con un ritmo de batería veloz  para que luego se introduzcan los riffs , golpe sobre la mesa y a hacer headbanger con un ritmo de blast beats, tiene ritmo el tema y hay ideas interesantes.

Slave of Time es un corte sorprendente porque suena muy metalero y es el primer solo con feeling y mucho más elaborado, eso sí, sin perder esa velocidad y ese toque agudo, de nuevo una aceleración a toda pastilla por parte de la base rítmica, la estructura de los temas es muy similar pero no aburren en ningún momento.

Whoremonger es un tema como los anteriores, lo que cambian son pequeños matices como la orientación del riff, en este caso es un riff que está en la frontera entre el Thrash y el Death.

Redobles de batería épicos en Cross the Line y aceleración insana, lo que ofrece Assassin son 12 temas que suenan como uno solo, la sensación de sonar como un puño, de no bajar la intensidad en los cuarenta minutos y pico que dura este trabajo.

What Doesn't Kill Me Makes Me Stronger es otro tema con un arranque a golpe de bajo y acústicas, muy Bay Area, combinado esta vez con unos riffs cargados de groove y un ritmo que va cobrando poco a poco velocidad, sin bajar el listón. Ambush prosigue la estela cañera de todos los temas y presenta el mejor solo de todo el álbum.

Word es un tema agresivo en el que de nuevo vuelven a hacer una mezcla de estilos, suena tan agresivo que hay ramalazos de crossover old school y de hardcore incluso. Ya dije que el cantante superaba la prueba y con nota. Sanity from the Insane es un acierto de nuevo en la base rítmica que pone en liza un tema veloz, corrosivo, incisivo y sobre todo con unos cambios de ritmo nada técnicos pero con feeling, esta es la clase de descargas que en directo te marcan como metalero.

El álbum cierra con Red Alert, medio tiempo lento con riffs cargados de groove que se acaban disparando, en el estribillo hay algo de melodía que recuerda a los Metallica de los buenos tiempos. Las conclusión es muy sencilla, discazo, así de simple.

Assassin prescinde del clásico sonido que se lleva ahora, el sonido Bay Area, el estribillo comercial, solos limpios y melódicos y los cambios de ritmo técnicos, no hay nada de eso en este trabajo. Estamos ante un álbum con las cartas marcadas. La estructura de los temas es similar: inicio lento, otras veces inicio atmosférico, pero siempre con la aceleración, el estribillo y el solo disparatado y alocado en la parte final. Base rítmica que suena como un trueno, ligera mezcla de estilos hay mucho de los Venom de los noventa ( Metal Black, Hell, Ressurrection) y también mucho de su primer álbum, así como pequeñas pinceladas de death, crossover.... es muy agresivo y muestra una actitud y una energía para dejar a los fans de la banda, y los que no son fans, con la boca abierta. Combat Cathedral se postula a mejor álbum del año del Thrash con su mezcla agresiva de old school.

Puntuación: 8,25/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada