www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

sábado, 21 de mayo de 2016

Goulgotha - to starve the cross (2016)


1.Village of Flickering Torches
2.Pangaea Reforms
3.The Sulphur Age
4.Abyssic Eyes
5.A Lord in the Shattered Mirror
6.Damp Breeze of Sleeping Veins
7.Visceral Seas
8.Thou, Beneath Ligaments Foul
9.Wounds Immaculate
10.A Holy Book Scribed by Wolves

C. Koryn - Drums
W. Sarantopoulos -  Vocals, Guitars
Frankie - Guitars


Los Goulgotha son una banda californiana formada en 2012, músicos con contrastada experiencia previa en otras bandas, sobre todo en el caso de su vocalista y batería. El año pasado sacaron a la luz un disco, este año vuelven a repetir, parece que están repletos de ideas porque llevan una muy buena marcha y además dejan buen sabor de boca.

Arrancamos con Village of Flickering Torches, un tema de guitarras estridentes, sonido y voces oscuras, con sicodelia flotando en el aire a lo largo de toda la canción. Rematan la faena con un solo limpio a lo death sueco. La mejor definición que se podría dar de este tema es que es una locura, y eso me gusta.

Pangaea Reforms es un tema mucho más pesado, ralentizado, de atmósfera blacky, con una aceleración final de corte vikingo a lo Bathory que le da un plus de variedad. The Sulphur Age es otro medio tiempo con aceleraciones discordantes, de esas que te descolocan, vuelven a rozar los altos índices de locura del principio. Reflejan ansiedad, disfunción, atmósferas irrittantes, sicodelia deathmetalera elevada al cubo.

Abyssic Eyes tiene un sonido muy crudo, sin patrón ni argumentación posible. Se podría definir con una mezcla entre el death metal y el caos sinfónico de unos Atheist o unos Mekong Delta, con el típico riff central rompecuellos, poderoso y repetitivo, y el solo final a lo Vader con una excelente continuación posterior para acabar el tema.

A Lord in the Shattered Mirror es un medio tiempo muy atmosférico, muy doom con una parte final más cañera, mientras que Damp Breeze of Sleeping Veins tiene un inicio heavy que da paso luego a un tempo deathcore. Pero no se acaba ahí la cosa, luego siguen derivando hacia un sonido más black doom, con un buen solo limpio y un final en plan death. Otra muestra de la versatilidad de esta banda, que hace que cada tema sea como una aventura diferente.
Visceral Seas es otro tema muy a lo Bathory, de base epic doom, que contrasta con la simplicidad de Thou, Beneath Ligaments Foul, un corte a cañón, más básico, de metalcore se podría decir, directo a la yugular.

Wounds Immaculate tiene un inicio 100% Schouldiner, death metal old school, con un riffeo a lo Vader e incursiones de blast beats y la parada depresiva final para redondear una buena jugada. Y se cierra el disco con A Holy Book Scribed by Wolves, un tema de atomósfera black, y final con acústicas que sorprende cuando esperabas que se lanzasen en plan kamikaze para morir con las botas puestas.

En definitiva, tenemos una banda que recrea momentos muy diversos, conjugando sonidos tradicionales con otros más modernos, siendo en mi opinion su prinicipal virtud que saben dar a cada tema un enfoque diferente que hace que el disco fluya con mucha facilidad. Suena potentes, suenan añejos y destilan esquizofrenia a raudales.

Puntuación: 7,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada