www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

sábado, 28 de mayo de 2016

Vulture – Victim to the Blade (ep, 2016)


1.Vulture
2.Delivered to Die
3.Victim to the Blade
4.Rapid Fire (Judas Priest cover)

M. Outlaw - Guitars
S. Genözider - Guitars, Drums
L. Steeler - Vocals
A. Axetinctör - Bass


Cuando ya llevas escuchados miles de discos es cada vez más difícil que algo te sorprenda. Y sin embargo hete aquí que estos alemanes me han llamado poderosamente la atención, componen temas que entran a la primera, con una fuerza descomunal y un sabor añejo como si hubieran salido de la mismísima caldera del infierno de los años 80. Todavía no se pueden lanzar las campanas al vuelo, pues se trata de un grupo de muy reciente creación, en 2015, y este es el primer material que ve la luz. De hecho están componiendo temas para su primer larga duración, pero es que amigos lo que tenemos entre manos es pura dinamita. Y lo gracioso es que el grupo no tenía pensado publicar este material como un Ep, en todo caso como una demo. Pero la Hell Roller Records se cruzó en su camino y se enamoró de este material, lo demás, como diría el otro es historia.

Pero vamos a desmenuzar este pequeño puñado de temas que nos presentan como adelanto de lo que será su futuro disco. Los Vulture practican un speed metal muy ochentero, metiéndose en el thrash en ciertos momentos, creo que se pueden considerar unos orgullosos herederos de la tradición speed metalera centroeuropea, que tantas buenas bandas y discos nos ha dado.

Arrancamos con Vulture, tema homónimo que nos pone las pilas desde el primer instante. Una de las cosas que me gusta del sonido de estos germanos y que más ha contrinuido a cautivarme es la crudeza de su sonido, especialmente la suciedad de sus guitarras. Hay grupos a los que una producción limpia, moderna, impoluta, celestial, les puede quedar muy bien, sobre todo si te mueves en el terreno del progresivo, el power, el heavy melódico, el hard rock..., pero cuando lo que haces es speed metal a saco lo que te pide el cuerpo son guitarras que suenen como recién salidas de la chatarrería, metálicas al cien por cien, y eso lo consiguen plenamente estos Vulture. El tema se inicia de manera espectacular con guitarras dobladas y encabritadas y redoble de caja de batería, cambio de ritmo y a correr como si el diablo te fuera pisando los talones. Mucha distorisión, ritmos endiablados, un speed metal ochentero y cavernícola que me recuerda a bandas tan grandes del género under como los Atlain o los geniales Living Death. También hacen guiños a momentos más heavys, como cuando meten puntualmente riffs melódicos aquí y allá. El solo es limpio y veloz, encajado de manera perfecta en el tema, con las guitarras dándose el relevo.

Otro de los puntos fuertes del grupo es la voz de Steeler, una voz que encaja muy bien con el sonido que ha conseguido fusionar la banda, es sucia, es grave, y los agudos son de esos que parecen sacados de una película de terror, maldad y pavor se entremezclan de manera genial. Delivered to Die se inicia a ritmos de heavy speed hasta que entra la voz y meten una marcha más. Batería machacona con profusión de uso de la caja, a la antigua usanza, y riffs speedicos muy clásicos. Te vendrán a la memoria nombres como Mekong Delta, Mandator. Parada y arrancada a toda mecha, algo que los Turbo bordaban a la perfección, y cabalgadas sin descanso a lo Sodom, como si no existiese mañana, sin mirar atrás ya hasta el final de la canción.

Victim to the Blade es un tema que tampoco deja lugar a la duda respecto a la dirección que han decidido adoptar estos alemanes. Empieza a cañon, con unos agudos marca de la casa, voz oscura y cavernícola, velocidad y riffs aniquiladores. Reúnen todos los ingredientes para que los amantes del speed y el thrash disfruten como enanos. Otra cosa que agradezco enormemente en su sonido es que carecen casi por completo de guiños comerciales, esto es speed metal sin conservantes ni colorantes, un corte que recuerda mucho a los grandes Agent Steel.

Y acabamos el EP con una versión, se han decantado por hacer un temazo de los Judas, el Rapid Fire. Eso sí, le dan una capa de speed metal bien gruesa. Rapid Fire es una joya y un tema muy veloz, pero ellos le suben la velocidad todavía más y sobre todo lo oscurecen y lo llenan de herrumbre y oscuridad, con lo que les queda un tema que parece casi compuesto por ellos mismos.

En definitiva, estamos ante una banda que promete emociones fuertes para el futuro, todavía es pronto para decirlo, pero estos Vulture pueden convertirse en uno de los grandes del Speed y el Thrash a nivel internacional, tienen actitud y aptitud para ello, esperemos que nos confirmen esas excelentes sensaciones en su primer album completo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada