www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

sábado, 11 de junio de 2016

Silverbones – Wild Waves (2016)


1.Cry of Freedom
2.Wild Waves
3.Royal Tyrants          
4.Queen Anne's Revenge
5.The Undead
6.Riders of the New World
7.Wicked Kings
8.Hellblazer     
9.Black Bart

Andrea Franceschi - Bass, Vocals (backing)
Marco Salvador - Guitars, Vocals
Ricardo Galante - Guitars, Vocals (backing)
Enrico Santin - Drums


Aquí tenemos a un combo italiano cuya apuesta musical se podría calificar de conservadora, no arriesgan nada, pero vayamos por partes. El grupo se formó en 2013 y al año siguiente editaron una demo. Así que esta es su puesta de largo con un álbum completo. Su apuesta es el power metal fundamentalmente, de corte muy clásico, aunque a veces le meten otra sustancia, básicamente heavy metal. De hecho, los tiempos no son tan alocados y no usan tanto del doble bombo como suele ser tan habitual en bandas de este estilo.

Después de una intro muy típica del subgénero, arrancamos con Wild Waves, ritmos power a tope. Eso sí, la voz no es tan característica, tira más hacia el heavy que hacia el power, no vive en los agudos e incluso se podría decir que a veces suena un poco plana, eso sí, al menos yo creo que le da cierta personalidad al grupo. Vamos a encontrar abundancia de solos, riffeo power de toda la vida y un tema bastante lineal en general, sin estridencias ni dosis comerciales abusivas, aunque con uso profuso de coros, algoque repiten a lo largo de todo el disco, y que en este corte me recuerdan mucho a los germanos Scanner.

Royal Tyrants tiene un inicio que nos lleva al terreno del power epic. La base rítmica es para mi una de las debilidades de la banda, con escasas variaciones, muy blandita y contribuye a que todos los temas tengan un perfil muy similar. Un tema donde lo más destacado es el solo y el riffeo melódico final a lo Maiden.

Queen Anne's Revenge se inicia lenta para luego pasar a los ritmos power de siempre. Este es uno de los temas donde más te recordarán a los Running Wild, posiblemente su gran influencia y su gran desventaja al mismo tiempo. The Undead es un medio tiempo melódico, no está mal pero te quedas con la sensación de que ya lo has escuchado antes.

Riders of the New World es uno de los temas más comerciales del disco y donde el vocalista tira más de los agudos, muy a lo Gamma Ray o Iron Savior. Wicked Kings te hace enarcar una ceja, pues el inicio es muy bueno, con una buena carga de epic, pero en cuanto meten velocidad se vuelven a quedar en el mismo esquema repititivo, con un tiempo a piñón fijo. Hellblazer sigue en la misma dirección, caemos un poco en la modorra de los ritmos que impone el batería.

Se cierra el disco con Black Bart, la canción más larga de todo el disco, pero no por eso la más interesante, aunque al menos el final de la misma se sale un poco de todo lo comentado anteriormente, con una buena parada y una salida con una melodía muy lograda.

En definitiva, tenemos a un grupo que no presenta nada nuevo, no lo hacen mal, pero es de esos que parecen un clon de los grandes grupos. Los que gusten del power lo disfrutarán, pero seguramente con el tiempo lo acaben olvidando en favor de los clásicos de toda la vida.

Puntuación: 4,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada