www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

miércoles, 20 de julio de 2016

TMHM – Stage Names (2016)


1.Bad Luck In Belleville
2.Toxic Mix
3.18oz
4.Threadcounts
5.Stage Names
6.Better Half
7.Hodgepodge
8.Good Luck In Gracetown

FireHands
Saucy
Dry Rub
Prime Rib


Esta banda americana, antes conocida como The Man and His Machine, es uno de esos grupos que basan su propuesta en la energía que despliegan y en la ausencia total de complejos, haciendo en cada momento lo que parece que les pide el cuerpo, pero siempre en la vertiente más sucia y corrosiva a este lado del Mississipi. Que nadie busque aquí melodías ni momentos para la lírica porque no los va a encontrar, lo suyo es el caos, la locura desatada y la furia. En agosto publican este que será su sexta entrega, antes tenían eps y demos publicadas, y como ya lo hemos escuchado pues pasamos a comentarlo sin más demora.

Bad Luck In Belleville arranca el disco a golpe de hardcore mezclado con death y buenos acordes melódicos, y comandado por la voz rota y desesperada de su vocalista, sin duda el punto que marca la diferencia con otra bandas, pues tiene una voz poderosa y que transmite locura y energía a partes iguales, con una forma muy particular de interpretar las letras.

Toxic Mix tiene un buen riff de inicio, intenso y con feeling, pero luego cambian el ritmo y nos meten en su avorágine de heavy punk. Todos los temas son cortos y directos a la yugular, no hay tiempo que perder. 18oz es el tema que han escogido como single, death de riffeo repetitivo, oscuro y protestón, para luego dotar al tema de una marcha más, con el delirio en los coros y un groove muy potente.

Threadcounts es un corte de heavy muy chulesco, me recuerdan en ese sentido a los Guns and Roses más macarras, pero por supuesto le dan su estilo punk y la suciedad que impregan toda su música. Stage Names es más veloz, con una mezcla entre rock y thrash, con su paradita a medio camino para arrancar y desatar la locura nuevamente, un tema que en directo tiene que ser una auténtica bomba.

Better Half parece una continuación del anterior corte, mientras que Hodgepodge me recuerda a los queridos Rigor Mortis, un tema de death metal corrosivo y brutal, no se admiten prisioneros. Cerramos el disco con Good Luck In Gracetown, bonito el juego de palabras entre el primer y el último corte, un tema que navega entre unos Motorhead, el punk, el death en las guitarras y las voces desatadas.

En definitiva, escucharse este disco de los TMHM es como meterse un chute de adrenalina, un píldorazo que te sube las pulsaciones, rápido y sin mirar atrás, no hay tiempo para adornos ni para parafernalias, descargarás calorías sí o sí.

Puntuación: 7/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada