www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

viernes, 9 de septiembre de 2016

Fury – Lost in Space (2016)


1.Lost in Space           
2.Star Trippin' 
3.When the Hammer Falls       
4.Dragon's Song
5.Sons of War
6.The Battle of Shadows Vale 
7.Now or Never         
8.Valhalla
9.Nebula
10.A Tale of Silver

Martin Trail - Bass
Alasdair Davis - Drums
Jake Beesley - Guitars
Julian Jenkins   - Vocals, Guitars


Aquí tenemos el segundo disco completo de estos británicos que en 2014 se cascaron un disco de heavy/thrash de propociones cósmicas, uno de los mejores discos del año en mi humilde opinión. Así que dos años después nos enfrentamos a la continuación de aquel maravilloso The Lightning Dream, veremos si este Lost in Space está a la altura de su legado, ya no digo superarlo porque eso es muy complicado, pero que al menos le pueda mirar a los ojos sin que le tiemblen las piernas.

Arrancamos con Lost in Space, inicio con acordes melódicos, cambio de ritmo y nos meten un speed melódico. Una cosa no ha cambiado en absoluto y es la voz tan especial que tiene Julian Jenkins, tiene potencia, sin duda, pero sobre todo tiene un timbre de voz muy especial, diferente y muy agradable de escuchar, además es capaz de amoldarse a los tiempos más suaves como a otros más enloquecidos. Otra cosa que no ha variado respecto a su primer disco es el gran nivel de la producción, todo se escucha nítidamente, cada cosa en su sitio. Este es un buen tema, siguiendo un poco la onda de aquel The Lightning Dream, combinando heavy con riffs trhashers a lo Megadeth, y un solo superclásico. No está mal para empezar.

Star Trippin’ comienza heavy con el bajo haciéndose notar y un ritmo en suspense, esperamos la aceleración en cualquier momento..., pero no acaba de llegar. Es un medio tiempo de esos que esperas que en un momento dado se vuelva loco, pero eso nunca ocurre y es una pena. Lo que si meten es un buen solo a lo Andy Rhoads, y luego aceleran ligeramente el tema hasta el final.

When the Hammer Falls, otro inicio lento y con un riff epic. Ya empezamos a vislumbrar una cosa a eatas alturas del disco, han bajado el pistón en cuanto a velocidad. Los temas se desarrollan de manera mucho más lenta que en el disco anterior, es un disco mucho más orientado hacia el heavy. Pero está claro que estos tipos tienen mucha calidad en sus manos y lo demuestran con un estribillo muy true metal y una parada con un gran riff, seguido de un buen solo. Es un buen tema, aunque no matador, empiezo a echar en falta las aceleraciones del primer disco y las incursiones speed con las que mezclaban su heavy melódico y que hacían de ellos un grupo diferente.

Dragon's Song sigue en territorio heavy melódico, un medio tiempo con coros epic metal, parada con bajo en primer plano y punteo. Sons of War es un heavy a media velocidad y para nada consiguen acercarse a los estribillos super pegadizos y adictivos que hacían en The Lightning Dream, la comparación es inevitable cuando sacas un disco enorme como era aquel. Tenemos riffeo a lo Hammerfall y solo heavy, pero los temas son largos y a medida que va pasando el disco se van haciendo muy pastosos.

The Battle of Shadows Vale por fin nos sube un poco las pulsaciones, velocidad y speed en las guitarras, esto es lo que estábamos pidiendo a gritos, chachos! Sin embargo, ay, la cruda realidad es que les sigue faltando la chispa que antes tenían, y es que han bajado los decibelios, han tirado más hacia el melódico y han olvidado en gran medida el giro épico que le daban antes a sus temas. Ahora nos dejan temas que instrumentalmente están muy bien, porque tienen calidad por arrobas, pero que no emocionan, pasan los minutos y se te va quedando cara de lince en peligro de extinción.

Now or Never, otro inicio lento, para desesperación del respetable. Cambio de ritmo y riff heavy melódico, sí, otra vez. El riff que se sacan de la chistera es adictivo, pero el ritmo es desesperadamente lento. En mi humilde opinión se han equivocado de cabo a rabo en su evolución musical. Han decidido tirar de manera descarada hacia el sonido melódico, más comecial y pausado, no sé si pensando en ganar adeptos o ventas, y han perdido aquella frescura, la velocidad, los puntos de locura, los momentos épicos que nos entregaban antes. Ahora parecen una banda casi en rollo progresivo, de heavy lento entregada a gustarse a ellos mismos en lugar de hacer temas adictivos y con pegada. No es la forma, chachos.

El disco se me empieza a hacer pesado e inteminable y ya voy pidiendo la hora. Pero antes tendré que tragarme otro tema de nombre engañoso como es Valhalla...Sí, porque esto de Valhalla no tiene nada, más bien parece un infierno árido. Inicio lento con acústicas y voz susurrante y otro tema melódico, lento y aburrido, con calidad, sí, pero aburrido.

Nebula tiene, vaya sorpresa, otro inicio lento, luego se desarrolla como un medio tiempo de riffs sin ningún gancho. La dura realidad es que siguen atesorando la calidad de antaño pero han perdido casi todo su feeling. Afortunadamente, esto se acaba con A Tale of Silver, pero si ya estaba hasta las narices me queda por aguantar un tema de 13 minutos... De nuevo, otro comienzo con acústicas y voz susurrante, ya parecen los Maiden del X Factor, qué horror! Meten alguna aceleración poco convincente por medio, con un sonido blandito y comercial a lo Blind Guardian, muchas paradas aquí y allá, pero a estas alturas del disco ya me tienen frito y sólo estoy pensando en darle carpetazo a este coñazo y pillarme su gran The Lightning Dream.

En fin, que todos podemos hacer un borrón, y estos en mi opinión lo han hecho y de los grandes, han comercializado su sonido hasta límites insospechados, y no es lo suyo, temas sin gancho y sin pegada. La bajada de pantalones ha resultado ser un auténtico desastre, pese a que la calidad que tiene sus miembros salva al disco de ser un bodrio. Oportunidad perdida y a esperar a la siguiente entrega.

Puntuación: 6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada