www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

miércoles, 16 de noviembre de 2016

Fliptop Box – catch22 (2016)


1.Blast
2.Borderline
3.Class of Underdogs
4.Sirens
5.Desert
6.Promises to Stay
7.Staring Eyes
8.Unbeliever

John P.- Vocals, Guitars                                                                            
Cptain Frikis-Drums,vocals                                                                        
Kostas M.-Bass
Stavros Gulielmo- Guitars
Christina-  B.Vocals


Chachos, lo que os traigo aquí es auténtico caviar, estos griegos tiene magia y eso es una cosa que no se compra en ningún sitio, puedes ser un excelente músico y aburrir a las ovejas, el feeling se tiene o no se tiene, y estos Fliptop Box lo tienen por arrobas.

Fliptop Box es una banda que se formó en 2003, atenienses ellos, y que nos ofrece un sonido heavy y rock con un gusto exquisito y con riffs devastadores por momentos. Además, hacen esa mezcla entre metal moderno y heavy de los 80 que a mí personalmente me pone eléctrico. Este es su segundo disco después de su primer larga duración Anxiety's Manifest que habían publicado en 2012. Vamos con ello.

Estamos ante un disco corto pero intenso al máximo, no hay tiempo para hacer zapping en la tele amigos, aquí se aprovechan hasta las últimas migajas. Blast es el tema que abre fuego y lo hace a través de riffs con groove y cierto ambiente progresivo, algo que se nota a lo largo de todo el disco, parece que estos chicos no se ponen barreras, como si dijéramos. También hacen temas de heavy con una connotación oscura, me recuerdan en eso a los magníficos Satan ingleses. Solo afilado, de esos que echan chispas.

Borderline es un heavy a lo Judas Priest en las guitarras, distorsionadas y muy afiladas. Buen solo doblado por la guitarra rítmica y ojo a la voz de John P, tiene personalidad para dar y tomar, de esas voces que te marcan un grupo, con un cierto tono a lo nwobhm, ese halo de misterio y tenebrosidad que la hace muy interesante. Un segundo solo heavy de catón, y esto es heavy metal con mayúsculas! Temazo.
                                                                                  
Class of Underdogs nos ofrece unos riffs pesados como losas y con recurso groove. Un tema de nuevo a lo Satan, Angel Witch..., con ese regusto clásico, oscuro y pesado. Es un tema totalmente dominado por los riffs, quizás la parte más destacada de su propuesta junto con la voz, aunque todas las piezas encajan a las perfección. Pero es que realmente consiguen un efecto hipnótico con sus riffs de acero. Y eso que los punteos son buenos, tenemos un primero atmosférico que contribuye muy bien al ambiente del tema y uno con aceleración final heavy, desenfrenado, como si no hubiera mañana, hasta que muere el tema. Otro temazo.

Sirens está más orientado hacia el hard rock, dirigido por la voz y unos riffs machacones. Se trarta de un medio tiempo donde destaca la larga pausa que introducen a mitad de tema y la salida de la misma con un riff a lo Holocaust de los 90, demoledor. No es tan rápido como otros cortes pero sí tremendamente adictivo.

Desert es otro tema sorprendente. Sobre una patena de riffs heavys potentes y doblados van introduciendo guitarras dobladas y agudas a lo death sueco. Un tema con voces más melancólicas, que acompañan perfectamente a las geniales melodías que consiguen recrear. Resulta un corte muy atmosférico, diferente de los anteriores pero cautivador al máximo. También meten acústicas y final agónico con trémolo guitarrero y voces delirantes. Frescura al máximo.

Promises to Stay es de nuevo un tema heavy con tintes sicodélicos, la excentricidad marca de la casa que exhibe este grupo a lo largo de todo el disco. Curioso el efecto de contraste del solo muy melódico y con cierto regusto soñador a lo Satriani, mantiene el nivel de adictividad.

Staring Eyes se inicia con un teclado creando ambiente de misterio y después evoluciona hacia un medio tiempo hard heavy. A destacar el excelente solo que eleva el nivel del que posiblemente sea el tema más estándar del disco. Y cerramos la fiesta con Unbeliever, un corte a lo Danzig, con esos riffs tan característicos de su sonido. Luego meten un segundo riff que repiten a lo largo del tema, de rollo macarrilla y que es de los más logrados de todo el álbum, tremendamente adictivo, se te clavará a fuego en el cerebro. El estribillo también está muy conseguido, lo que hace que este corte sea uno de los más pegadizos de todo el disco.

Fliptop Box, apuntaos este nombre porque esta gente nos ha dejado un disco soberbio. Es difícil sonar fresco hoy en día y estos griegos lo logran y transmiten sensaciones como pocas bandas en la actualidad. Heavy de alto octanaje, con la perfecta fusión entre sonido moderno y clásico.

Puntuación: 8,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada