www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

jueves, 26 de enero de 2017

DISTANT SUN – Into the Nebula (2016)



1.My Trust                 
2.Game of War                      
3.God Emperor                      
4.Inspired by Fear                  
5.Andromeda             
6.The Battle That Never Ends             
7.Throne of Iron                     
8.The Tharks              
9.I Do Believe

Artem Molodtsov - Bass, Guitars
Erland Sivolapov - Drums
Alexey Markov - Guitars, Vocals


Trío moscovita con un ep y un disco previos, este es su segundo disco completo. Se formaron en el 2010 y su disco debut es de 2015, ahora sacan este segundo, parece que han cogido carrerilla. Como iré comentando a lo largo de los temas se desenvuelven en entre el power metal y el thrash, curiosa combinación pero así es, con dos partes del disco bien diferenciadas, una cara A y una cara B, se podría decir, pero vayamos por partes. Por cierto, al parecer el disco sale a través de Metalism Records pero con una tirada muy limitada que supongo que luego ampliarán, o no, quién sabe como se las gastan en el mercado ruso, un mercado suficientemente grande para no mirar a otros países, como de hecho es tradición en la mayor parte de las bandas rusas.

El inicio del disco no puede ser más contundente, My Trust es un tema thrasher con una base rítmica aniquiladora y de riffs machacones, se aproxima un poco al ritmo bay area pero no totalmente, de hecho la voz de Markov le da al mismo tiempo un sonido heavy al tema que lo hace mucho más interesante y fresco. Parada obligada para meter el solo y un final que podrían firmar las huestes del propio Jeff Waters. Excelente carta de presentación para el disco.

Game of War es otro tema thrash pero con la voz en un modo mucho más agresivo, aquí empiezan a hacer aparición las influencias power, de hecho se puede hablar más bien de un power thrash. Parada con coros y arrancada a tope de adrenalina con un solo a lo Megadeth. A destacar el ritmo brutal de la batería y los riffs power que insertan de por medio que hacen que el tema se salga del típico y manido tema thrash.

God Emperor tiene un inicio con un riff muy poderoso al que le sigue uno melódico típico del power, de nuevo la dicotomía entre fiereza y melodía. Riff thrasher a la europea seguido de estribllo power, un tema que nada continuamente entre esas dos aguas y sigue la línea del arranque del disco, recuerdan a unos Paradox, Necronimicon.

Inspired by Fear empieza con un riff Annihilator y luego groove a lo bay area, poniendo las voces con el contrapunto melódico. Solo melódico y parte final del tema que recuerda en los riffs a unos Metallica y a unos Iced Earth, otro tema muy interesante, no tan contundente como los tres primeros pero con un buen equilibrio entre pegada y melodía.

Andromeda es un tema instrumental,  tiene un inicio acústico y ambiental que hace que el tema pudiera ser perfectamente includo en el Dark Saga de los Iced Earth. Luego nos vamos a encontrar el groove típico de los americanos, melodías excelentes y una base ritmica enorme, acompañada de un gran trabajo de guitarras, demuestran tener un gran nivel técnico y no poca imaginación, sin duda el mejor tema del disco hasta el momento, donde dan más salida a toda su creatividad. De sombrero.

Curiosamente, ese tema instrumental marca un punto de inflexión en el disco, lo que os decía de las dos caras, y a partir de ahí el repertorio da un giro notable y se decanta claramente hacia el power metal, no es que lo hagan mal, pero para mi pierden muchos enteros en cuanto a intensidad y además resultan mucho más previsibles.The Battle That Never Ends se inicia com un tema de heavy metal, y luego se decanta hacia una mezcla entre unos Blind Guardian y unos Annihilator de la epoca heavy, no es mal tema.

Throne of Iron se inicia con sonido de batalla y guitarras a lo Judas Priest, luego se meten en sonidos más Running Wild, sobre todo en el estribillo, y punteo clavado a los Metallica. The Tharks tiene un inicio acústico a lo Blind Guardian, con los típicos coros y tal. Con el cambio de ritmo se meten, ahora sí, ya de lleno y sin marcha atrás en terreno power metal, sonido mezcla de Guardian y Freedom Call, con mucho pero que mucho azúcar de por medio en el apartado vocal, afortunadamente las guitarras siguen manteniendo bastante garra y el punteo es speedico.

I Do Believe tiene un inicio acústico y resulta ser una balada bastante ñoña, a lo Metallica, es decir, muy pausada y sin forzar la voz, hasta que les entre el arranque de rabia, que dura 30 segundos y luego nos vuelven a cantar nanas. Hay una bonus track que tiene también un sonido Metallica y no destaca por su originalidad.

En resumen, el disco empieza de maravilla, con ese power thrash muy pegadizo y contundente, pero los últimos cuatro temas, sin ser malos, pierden esa inspiración y caen en un power muy sobado que no sorprende para nada. Es una pena que no mantengan el tremendo arranque de disco hasta el final, y en cierta medida es como si dentro del grupo hubiese una lucha interna entre los que quieren hacer power thrash y los que quieren power a secas. Y ya se sabe que medias tintas..., de todas manera un buen disco y un grupo a tener en cuenta.

Puntuación: 7,6/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario