www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

viernes, 6 de enero de 2017

Kryptos - burn up the night (2016)


1.Blackstar Horizon    
2.Full Throttle 
3.The Summoning       
4.Unto Elysium
5.One Shot to Kill       
6.Waverider
7.Prepare to Strike
8.Burn Up the Night

Ganesh K. - Bass, Vocals
Nolan Lewis - Guitars, Vocals
Rohit Chaturvedi - Guitars (lead)
Anthony Hoover - Drums


Atención a este lanzamiento que os traemos aquí, de lo más destacado a nivel de heavy metal en lo que va de año y salido del horno metalero de la India, de la lolcalidad de Banglore para más señas, un país que es una mina y que cada día está dando más y mejores bandas, lo cual no es nada extraño teniendo en cuenta los datos demográficos de la India, es que tienen que salir sí o sí a poco que se pongan a rascar las cuerdas. Pues bien, estos Krytops es una de las bandas más destacadas de su panorama metaero y además ya tienen un importante recorrido a lomos de sus monturas apocalípticas, pues este es su cuarto disco, estando los anteriores a muy buen nivel, y se formaron ya en 1998, y este Burn up the Night me ha dejado sencillamente maravillado.

Blackstar Horizon supone el arranque del disco a medio tiempo y guitarras clásicas del heavy metal. Luego le meten ritmos thrashers y es que aunque Kryptos es básicamente una banda de heavy metal lo que los hace especiales para mí es la oscuridad que consiguen meterle a las composiciones, en parte gracias a esas incursiones thrashers pero en buena medida gracias al pedazo de vocalista que tienen, con una voz cavernosa que eleva el nivel de los temas a la categoría de ultratumba, me recuerda en buena medida a los grandes americanos Tyrant, sobre todo los de su segundo disco. Las fuentes clásicas tampoco están ausentes, con el sonido Judas en la parada y posterior solo heavy doblando guitarras. Temazo de inicio.

Full Throttle tiene un inicio muy a lo power Usa. De nuevo, nos encontramos con un tema muy poderoso, de esos que hacen que tu cuello cobre total autonomía y vaya a su bola, sonido potente a lo Attacker, Tyrant. Riffs potentes e infecciosos que se infiltran debajo de la piel, y nos dejan dos solos en este corte, uno de heavy clásico y más tarde un segundo de aires speedicos para acabar el tema como el mítico Atila cuando avistaba un par de chozas en el horizonte...

The Summoning empieza con un riff heavy machacón , es un tema sencillo pero a la par intenso, que va ganando en velocidad y emoción. Aceleran el tema para meter el punteo y salen con un riff a lo Iced Earth de los primeros tiempos, un tema diseñado para el deporte del headbanging en directo o el air guitar.

Unto Elysium tiene una base heavy pero insertan riffs de estilo thrash old school, uno de los temas más tenebrosos del disco, con una voz penetrante. Por momentos me recuerdan a los Necronomicon alemanes o unos Sodom de los últimos tiempos, de esos que te meten también su punto de melodía en el tema. Este combo sabe buscar el equilibrio perfercto entre oscuridad, melodía y caña, el resultado es explosivo y tus vecinos probablemente se den cuenta de ello.

One Shot to Kill es un medio tiempo heavy con su pausa, como mandan los cánones, para meter melodía. Guitarras apocalípticas a lo Helstar y gran atmósfera. Después de la tralla que nos venían dando hasta ahora, este tema supone un poco de descanso para nuestro sufrido cuello pero el puño en alto no te lo quita nadie porque está repleto de feeling, cinco de cinco, es un heavy más tradicional, un poco a lo Grim Ripper, Savage, tiene un sabor especialmente ochentero.

Waverider sigue en vena heavy a lo Judas pero rozando el thrash por momentos por esa suciedad y oscuridad que le meten a las guitarras y que hace que su sonido sea tan especial y que tenga personalidad propia. Ralentización para meter un buen solo melódico y arrancada típica del heavy británico de los 80, épica y clasicismo a partes iguales.

Prepare to Strike nos ofrece riffs heavys y media velocidad, con un solo melódico realmente clásico, es como si pillases a unos Metal Church o unos Crimson Glory y les metieses esa voz salida de los infiernos pero que suena muy nítida, nada gorrina, que tiene el señor Lewis. Y terminamos el recorrido por este gran disco con Burn Up the Night, una vuelta de tuerca en su sonido heavy, ya que aquí le meten connotaciones doom en las guitarras, creando un gran clima de tenebrosidad en base a riffs oscuros y portentosos como la noche y la voz maléfica, un tema que en su épica me recuerda a los Atlantean Kodex pero que también tiene su punto añejo a lo nwobhm, sobre todo en la atmósfera que consiguen recrear y que nos llevará al pasado de bandas gloriosas de ese movimiento. Un gran colofón para un gran disco. Tienen actitud, tienen calidad técnica, buenas composiciones y le dan ese toque oscuro y sucio a su sonido que lo hace muy atractivo y potente al mismo tiempo, escucha obligada.

Puntuación: 8,5/10

No hay comentarios:

Publicar un comentario