www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

martes, 13 de noviembre de 2012

Las aventuras de Barry Lyndon - W.M.Thackeray


Este libro nos presenta las aventuras y desventuras, que de todo hay, de un pícaro irlandés en el siglo XVIII, desde sus comienzos en una familia de bien venida a menos hasta alcanzar las más altas cotas a nivel social de la época, codeándose con lo más disitinguido de las distintas cortes europeas. Porque efectivamente, lo que nos cuenta en un extenso relato este escritor de nombre impronunciable, son las más variopintas historias de un caballero irlandés, bastante bribón y disoluto, con delirios de grandeza y bastante egoista, a la par que machista.

Lo mejor del libro es la plasmación que hace de una época en la que el poder de los grandes era enorme y la insignificancia de la plebe era también considerable. El poder del dinero y las riquezas siempre han estado presentes en la historia del hombre y la actualidad que vivimos no es una excepción a esta circunstancia, pero en la época en la que transcurre la acción la gente de los bajos estratos sociales estaba más indefensa de lo que está hoy en día (aunque todavía en España se deshaucia a la gente y se les pone contra las cuerdas y al borde del abismo, tanto no hemos mejorado) y la vida de un miserable no valía un penique, de forma que se cometían tropelías y abusos sin par.

También refleja el autor la eterna dialéctica entre ingleses e irlandeses, la consabida opresión del odioso y presuntuoso pueblo inglés frente a la miseria y la pobreza del irlandés, además de su afición al alcohol, la diversión y el engaño. Irlanda era por aquel entonces no solo un país subyugado ante el poderío inglés sino también un pueblo que nadaba en la pobreza y el subdesarrollo. De hecho, hasta finales del siglo pasado esta situación de marginación económica no había variado mucho, pero sin embargo Irlanda a dado un salto cualitativo brutal en su desarrollo, que le llevo en la década de los 90 del siglo XX a ser el país de mayor renta per cápìta del mundo. Luego vendría el batacazo del ladrillo, aunque no fue tan grande como el español, pues además de hacer casitas en Irlanda se invertía, bien es cierto que por multinacionales foráneas, en I+D. Eso sí, en fútbol siempre se las hemos dado con queso, es el consuelo que nos queda, por lo menos a aquellos de ustedes a los que le guste el dichoso futbol.

En definitiva, un libro real como la historia misma y que recoge como otros (Las cenizas de Angela es especialmente recomendable) las miserias y dificultades del pueblo de Irlanda en un planeta miserable y ruin llamado Tierra. Ay!, si Superman levantase la cabeza...

2 comentarios:

  1. sabía que te gustaría, es una gran novela.

    ResponderEliminar
  2. Si, muy llamativa porque cualquiera de los personajes que hay parecen sacados de un museo, no tendrían cabida en el mundo de hoy

    ResponderEliminar