www.metalbrothers.es

Metalbrothers201601102211

lunes, 16 de diciembre de 2013

Porsche 911 (1964-69)


Posiblemente estemos ante el coche más emblemático de la industria del automóvil, con el permiso del Ford T, dada su longevidad en la fabricación, su línea inconfundible, su belleza y su deportividad. El 911 es más que un coche, es una marca en sí misma, más allá de Porsche, es una marca dentro de otra marca. Un acierto pleno de diseño, sin el que posiblemente la marca Porsche no existiría en nuestros días, o al menos no con el renombre y el pretigio del que goza ahora. 


El Porsche 911 fabricado entre 1964 y 1969. Fue presentado en el salón de Frankfurt de 1963 (aunque no empezaría a comercializarse hasta el año siguiente) y desde el primer momento se convirtió en un auténtico fenómeno. Esa primera versión contaba con un motor bóxer de seis cilindros, capaz de rendir la friolera de 130 CV de potencia. Está claro que, comparado con los 350 CV que ofrece el 991 de hoy en su configuración más básica, no se trata de un motor especialmente brillante... aunque también hay que tener en cuenta que estamos hablando de 1964.


El 911 fue concebido como una versión más grande, más potente y más confortable del Porsche 356, y aunque en un principio se optó por una configuración bastante diferente (conocida internamente por el código T7 754) finalmente se decidieron por la característica silueta que ha durado hasta nuestros días. Un icono de la industria del automóvil.

El Porsche 911 original contaba con un pequeño motor bóxer de 2.0 litros de cilindrada.


La versión más potente de esta primera generación del 911 no es el 911 2.7 Carrera RS, como muchos creen, sino el Porsche 911 R de 1969. De él tan solo se fabricaron 20 unidades, y era un auténtico peso pluma gracias a la utilización intensiva del aluminio. Lo mejor, no obstante, se encontraba debajo el capó, y es que en esa particular versión, el 2.0 alcanzaba los 210 CV de potencia. No obstante, ésta versión era más anectdótica que cualquier otra cosa, y fue desarrollada únicamente para su uso en competición.

2 comentarios:

  1. Yo ya se lo he pedido a los reyes, a los de Oriente, no al del mambo, y he dejado bien claro que no quiero nada de Guisval, escala 1:1

    ResponderEliminar